• Breves

    jueves, mayo 16, 2013

    Nueva Charla de la Efe Eme con Christina Rosenvinge


    El año que viene Christina Rosenvinge cumplirá 50 años. Sí, el tiempo pasa implacable, prácticamente sin que nos demos cuenta nada más que cuando echamos la vista atrás. Para celebrarlo, ante la perspectiva de esa encrucijada vital, el próximo miércoles 22 de mayo (justo una semana antes, por cierto, de que Christina cumpla 49 años, que estábamos adelantando acontecimientos), a las 20:00, en el Loco Club (Valencia), por 18 euros la entrada (15 si se compra de manera anticipada), Christina será la nueva protagonista de las Charlas de la Efe Eme, dirigidas por Juan Puchades y promovidas por La Viejita Música y Let's Go Promociones.



    El formato ideal, empleado recientemente en el mismo local para Mikel Erentxun y Jaime Urrutia (ambos representantes vivos de los ochenta, pura historia de la música reciente de la música española) para que Rosenvinge, de padre danés y madre inglesa, pero nacida en Madrid, nos desgrane su vida, marcada musicalmente por haber transitado por todas las modas habidas y por haber: la movida madrileña punk-pop cuando Christina militó en Ella y los neumáticos, el peor pop de los 80 cuando Alex y Christina (dúo que conformaba junto a Álex de la Nuez) competían con otros grupos para ver quién utilizaba el sintetizador de forma más chirriante, el rock pre-independiente de influencias británicas y americanas (ése que se iba a buscar productores extranjeros, como Steve Jordan) de Christina y los subterráneos, que llevó a Christina a iniciar posteriormente una carrera en solitario, con discos en inglés y marcada por las influencias de la detonación del punk-grunge más introspectivo de Lee Ranaldo, mientras en España vivía una etapa relativamente independiente con su pareja de entonces, Ray Lóriga, para la que llegó a hacer de modelo y actriz (en La pistola de mi hermano, que demuestra que el arte dramático puede que no sea lo suyo; también hizo Todo es mentira, con Penélope Cruz y Coque Malla, que, a pesar de semejante reparto, es una obra muy digna y realmente generacional: su director, Álvaro Fernández Armero, nunca ha llegado, ni de lejos, a rozar nuevamente ese nivel).



    En la actualidad, Christina Rosenvinge vive una etapa ciertamente feliz como cantautora, más parecida a ella misma que nunca, como si, después de haber metido la cuchara en tantos lugares, haber degustado sus comidas durante un tiempo hasta que acabó aborreciendo de ellas, hubiera sacado su auténtica personalidad, una especie de extraño Frankenstein renacido: toca con Nacho Vegas, Benjamin Biolay y demás practicantes de la yuxtaposición poesía-música (precisamente los dos mencionados me parecen discutibles, más el primero que el segundo, pero bueno), vertiente en la que últimamente Rosenvinge ha ido profundizando de forma destacable.



    Sin dudas, una vida intensa, particular, ecléctica desde luego, entrometida y a veces comprometida con el mundo alrededor. Es hora de escucharla en la propia boca de Christina Rosenvinge.



    Más info:
    http://www.christinarosenvinge.com/intro.html
    http://www.lococlub.org/
    http://www.efeeme.com/
    http://www.laviejitamusica.com/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves