• Breves

    sábado, abril 19, 2014

    Polonio + Monserrat. Deluxe Pop Club. Valencia, 18 – 4 – 2014


    Polonio + Monserrat. Deluxe Pop Club. Valencia, 18 – 4 – 2014

    Ayer, cuando estaba a punto de entrar en el concierto que compartían Polonio y Monserrat, me dieron una pequeña “advertencia”: puede que estés solo como público durante el concierto. Las apuestas no estaban muy altas a que, en pleno Viernes Santa, acudiría gente. No es que se llenara hasta por encima de la barra, pero fue una premonición equivocada.

    Esta introducción me sirve para dar también, ahora mismo, una pequeña advertencia, con la que espero no errar, quizás sólo tirar algunos balones fuera: sólo hay dos cosas verdaderamente universales, la música y el amor. ¿Cómo explicaríamos si no que dos grupos como Polonio, de Valencia, y Monserrat, de Madrid, tuvieran, más allá de todas las diferencias del mundo, un discurso y una ejecución parecidas en su forma de mágica celebración? Ambos, para empezar, son practicantes del mejor pop folk que se puede encontrar en la actualidad: y es que vivimos un momento musical especialmente feliz, por mucho que nos quieran vender lo contrario las emisoras de radio, demasiado emocionadas con la chorrada tras chorrada, chorrada continua, de Amaral y que identifican el indie con el SanSa, el cual se llevó unos cuantos dardos por parte de Monserrat, alguno más acertado que otro, como el irónico dedicado en exclusiva a Love Of Lesbian, “esos chicos que acaban de empezar, y a lo mejor lo petan”.

    Después, tanto con Polonio como con Monserrat, transitamos sentimientos parecidos (el amor, por supuesto), y, lo que es mejor, de una forma igual de bella y clásica, con sus arrebatos country, tristezas y alegrías, de carácter levemente sesentero (Polonio hizo una versión de Bruno Lomas, vayan más abajo y disfrútenla, inciso, no por casualidad de “Mucho”, que explicita en su letra lo que hay: “mucho amor”; mientras, Monserrat, con unas texturas que me recuerdan un poco a otros enamorados de aquella época, Serpentina, se llenaba de referencias a bandas como los Byrds y acababa con todo un homenaje psicodélico) y tremendamente contemporáneo a la par, quizás porque esas formas y sensaciones están destinadas, en este mundo gris y tenebroso, a no pasar de moda, a darnos nuevos motivos, a modo de preciosas postales que se adosan con el pegamento de la nostalgia a nuestras vidas, para continuar un día más, afortunadamente para los que somos oyentes practicantes de esa religión pop, nada exigente y sí muy beneficiosa para el espíritu y la bondad que podemos cargar encima, que ayer (repito, Viernes Santo) celebramos en esa especie de iglesia musical que es el Deluxe Pop Club.

    Tras el concierto de Polonio, que sonó tan bien como siempre (creo que es la cuarta vez que hago una crónica de un concierto suyo en Alquimia: sí, es más de lo mismo, pero sigue siendo impresionante; si hay que ponerle una única pega es que sus nuevas canciones quizás no alcanzan la abracadabrante fuerza de las anteriores) hablábamos, mientras montaba Monserrat, que es música triste y demoledora que suena alegre. Lo podríamos haber hablado también después del directo de Monserrat. Y es que conste que no es sólo cosa mía, sino que todos, absolutamente todos, con los que hablé tras la actuación, me narraban con asombro lo que acababan de escuchar, especialmente en el caso de Monserrat, que se presentaban un poco como los desconocidos en esta ciudad (aunque no era la primera vez que venían), ya que, aunque la música es universal, quizás el público que va a ver a sus amigos a una sala es más localizable.

    En el mundo de Monserrat son abundantes los paseos vespertinos y nocturnos, las observaciones urbanas y estacionales, y es protagonista de su música la acción de perderse, voluntaria o involuntariamente, como forma de alejarse, de nuevo, de estas calles ajadas que nos rodean. Vamos, puro pop. Puro amor.

    Más info:

                                                                                Polonio















    Monserrat















    Monserrat - Canción de otoño


    Monserrat - Marta y Sergio



    Monserrat - Elige tu propia aventura



    Polonio - Lugar secreto



    Polonio - Mucho (versión de Bruno Lomas)



    Polonio - El invencible



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves