• Breves

    domingo, septiembre 28, 2014

    Fiesta I Aniversario PitaSound Prom: Galavera + Nixon + Gypsy Casino. Sala Matisse. Valencia, 27 – 9 – 2014


    Fiesta I Aniversario PitaSound Prom: Galavera + Nixon + Gypsy Casino. Sala Matisse. Valencia, 27 – 9 – 2014

    Ayer se cumplió el primer aniversario de una de esas iniciativas que, aunque pequeñas y humildes, valen su peso en oro, el oro no económico, quizás, pero sí si contamos el oro como medida de tiempo. PitaSound Prom se cobra este primer año en medio de un panorama musical aletargado, sumiso, en el que las bandas locales sin demasiados contactos no conocen a los grupos de otras localidades, ya no sólo lejanas, sino relativamente cercanas, todos esperando tener un golpe de suerte o promoción a base de talonario que las situe en el mapa de los medios que supuestamente deberían encarar la (luminosa, inspiradora) búsqueda de aquéllas. Pero, de no ser por hazañas como las de PitaSound, la búsqueda que se practicaría sería inexistente. Bien sea por amiguismo, por enchufismo, por conformismo, por cualquier ismo, muy pocos medios están haciendo lo que deberían hacer: escuchar nueva música, la que camina bajo el radar, sin dejar la ya consolidada.

    Ahora volvemos a ello, para centrarnos en lo que fue la noche. El preludio lo marcó Galavera, y lo hizo con sencillez, pero, como dice la canción de Los Planetas que suelen versionear en directo, si es tan sencillo, ¿por qué duele tanto? El aparato acústico sirve de frontera entre el dulce folk procedente del chelo de Vanessa Juan y la áspera y curtida voz de Raúl Tamarit. Oyéndolos, disfrutándolos con calma, disfrutando del poso dejado sobre la húmeda mesa, algo en ellos preludiaba el sentimiento de tormenta rockera que se iría apoderando poco a poco de la noche, acercándose entre las farolas, vecina y ladrona a un tiempo.

    Pero no, el rock no vino, vio y venció. Antes tuvo un pequeño transcurso de pop guitarrero, plenamente indicado, sin contraindicaciones, para el baile, obra de Nixon. Empezamos también con lo fácil: lo de ayer de estos almerienses supera ampliamente el concierto que habíamos visto previamente, hace unos meses, en Valencia, concretamente en el Black Note, también invitados por PitaSound. Bien sea por traerse su flamante ep, Alter Ego, lanzado hace sólo unos días, bajo el brazo, bien por haber mejorado y concentrado el repertorio, o simplemente por tenerlo más recorrido, asentado y bajo control, Nixon ofreció un directo enérgico, poderoso, puro portento y talento. Me desdigo de las dudas que pude tener en el Black Note de lo que podían llegar a ser. Como la niebla que se disipa tras las primeras luces del sol de la mañana, la cuestión desaparece: Nixon son y serán muy grandes.

    Y al final llegó el rock, exhalación, vendaval. Eran Gypsy Casino, y, curiosamente, su concierto proporcionó los momentos más laureados, pero también los más irregulares de la noche. Tras un arranque titubeante, que no hacía presagiar nada bueno, fueron cobrando fuerza poco a poco, con una aproximación variada, tanto como el número de voces cantantes que se alternan en la banda, y valiente a diversas vertientes del rock americano e inglés, ya fuera setentero o plenamente alternativo, repleto de momentos de alto virtuosismo para enmarcar y cierto agradable toque de experimentación, pero también alternados con otros ratos demasiado fáciles, que no sencillos. Quizás el tiempo y la escucha me haga apurar y detallar mi opinión sobre su música, pero, de momento, la metáfora del concierto sería, supongo, la llegada, cercano el final, de la nonagésima versión del Love Will Tear Us Apart, de Joy Division, de ejecución perfecta, pero tan manida como la exaltada reacción del público, encantado de reconocer, por fin, una (maravillosa) canción de culto, resumen ideal de un fin de fiesta vibrantemente logrado, pero, ay, carente en ocasiones de un auténtico, renovador y profundo discurso.

    Por tanto, Valencia y Almería. Dos puntos en el mapa geográfico nacional, unidos por la selección, marcada por la pura chiripa de las cuestiones laborales y personales, de PitaSound Prom. ¿A qué se espera para que cunda el ejemplo y se interconecten el resto de ciudades de España? La verdadera cultura, la realmente independiente, a veces tan ingrata, a veces favorable y otras no, subjetiva como cualquier opinión, creo que lo acabaría agradeciendo, en forma de un futuro más variado y rico; esto es, más bello.

    Más info:

                                                                              Galavera
     




     Nixon















     Gypsy Casino














    Galavera - Sal y limón
    Galavera - Semana Santa
    Nixon - Alex's Song
    Nixon - Alter Ego
    Gypsy Casino


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves