• Breves

    jueves, abril 30, 2015

    Robyn Hitchcock + Emma Swift. El Loco Club. Valencia, 29 – 4 – 2015


    Robyn Hitchcock + Emma Swift. El Loco Club. Valencia, 29 – 4 – 2015

    El británico Robyn Hitchcock llegaba anoche, de nuevo, a su lugar predilecto de Valencia, el Loco Club. Lo hacía sin banda, a pelo con una guitarra, pero con la pequeña compañía de la jovencísima australiana Emma Swift, que ejerció de telonera, además de unírsele a Hitchcock en unas cuantas canciones.

    En el 82 aniversario de Willie Nelson (y en el 25 aniversario de la muerte de Alfred Hitchcock), Emma Swift se presentaba como hija casi putativa del countryman, con una camiseta de uno de los tour de Nelson (de hecho, Willie como familia) y un par de versiones suyas, hechas a guitarra acústica descubierta y chorro de voz folk bajo un sedoso pelo rubio.

    Apenas siete canciones representaron el muy correcto bagaje de la actuación de Emma, que instauró un ambiente tranquilo en un Loco levemente a medio gas, con un miércoles repleto de quietud abandonada a la entrada. Cuando salió Robyn Hitchcock no se preocupó demasiado de romper ese ambiente de cordialidad, de cercanía bromista y extraños engolamientos de voz al hablar en castellano, entregándose a un pequeño e íntimo repaso de algunos de sus éxitos.

    Y el público lo disfrutó, vaya que sí lo disfrutó, con la búsqueda de palabras españolas por parte de Hitchcock (cuya pronunciación, posteriormente, repetía mal una y otra vez, ante la hilaridad del respetable), con el lanzamiento, en medio de una canción, de la armónica que llevaba hacia una parte del público con la excusa de que “sonaba terrible”, con el perpetuo entretenimiento que proponía el inglés (cuando acababa cada canción, siempre soltaba una de sus bromas, dichas siempre con gesto de severidad inmutable, o tocaba alguna cosa... mientras afinaba, hasta que volvía a la carga con otro de sus hits),... Y es que, coño, son cuarenta años de carrera, de una discografía y trayectoria vital en la que ha habido tiempo de todo: mucho pop, por supuesto, pero también rock, country, folk dylaniano, algo de blues de la vieja escuela, aparte de unas cuantas versiones, ya fueran de The Doors, Nick Drake o la omnipresente Love Hurts.

    ¿Qué me pareció a mi? Pues siempre me encontré levemente distanciado ante el planteamiento de un concierto de ese palo a horas tan intempestivas (acabó a las doce de la noche, en punto), con unas canciones que no acababan de golpear, a pesar de los alardes de virtuoso perfeccionismo de Hitchcock, pero sólo tenía que mirar a mi alrededor para sentirme embriagado con la dulce serenidad y compañía que se establecía entre el músico y la pequeña audiencia. Al salir, un par de musicazos de Valencia, con los que estuve todo el concierto, comentaban que Robyn Hitchcock era un músico de verdad, que hacía cosas que ellos no sabían hacer ni por asomo. Entonces, comprendí muchas cosas...

    Más info:

                                                                    Robyn Hitchcock









    Emma Swift






    Robyn Hitchcock - Madonna Of The Wasps
     
    Robyn Hitchcock - Raymond Chandler Evening
     
    Robyn Hitchcock - San Francisco Patrol 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves