• Breves

    jueves, julio 09, 2015

    Paracaídas- "Pensamiento de paz durante un ataque aéreo" (Récords del Mundo, 2015)



    Paracaídas es una banda madrileña formada por Miguel e Iñaki (Atención Tsunami, Incendios), Rodrigo (Dol, Hestiu Ròïn, Incendios) y Pablo Palomo (Autumn Comets) que surge en el año 2011. Hasta la fecha solo hemos podido escuchar su música en sus esporádicos conciertos, esta ha sido la única manera de seguir la pista a una propuesta altamente atractiva. Un grupo de amigos a los que, les une diferentes proyectos musicales: Autum Commets, Incendios y Atención Tsunami, entre otros. Una suerte de colectivo musical que da rienda suelta sin prejuicios ni límites a las inquietudes sonoras que sobrevuelan sus mentes compositivas. 

    En este año entregan su primer trabajo con Récords del Mundo en formato vinilo, casa discográfica que integra desde 2014 los componentes Atención Tsunami junto a Rodrigo (Ediciones Ochoacostado), Pablo (producción) y Emilio y Gonzalo (diseño), plataforma en la que editan sus trabajos de forma autogestionada para seguir haciendo, juntos, lo que les gusta. 

    "Pensamiento de paz durante un ataque aéreo" (Records del mundo, 2015), esconde seis piezas atmosféricas que planean de forma sencilla en un paraje de montaña, una vez sobrevoladas las alturas, saltamos al vacío y caemos en un manto de blanca y fría nieve, un remanso de paz dónde liberarse de los tormentos mentales a los que nos sume la realidad de la vida. Sus canciones, son paisajes dibujados con calma y elegancia, el recorrido de una experiencia sonora que se narra a través de cortos versos convertidos en pura poesía, con la existencia como protagonista. La voz en primer plano, lleva el peso de las composiciones, y muestra la versión literaria de Miguel y Rodrigo, ésta armoniza con brillantez sus melodías preciosistas, un ensamblaje perfecto dónde las sensibilidad que profesan Paracaídas consigue mostrar la belleza en una cota superior, rozando (o llegando en algunos momentos) a la sublimidad. 

    El título lo toman prestado de un ensayo de la escritora inglesa Virginia Woolf "Thoughts of peace in an air raid", un texto desgarrador que describe la idea de la paz como huida a una situación de guerra. "Neil" es el primer corte, una intro que, combina la guitarra acústica de Miguel y el poema "The Future" de Neil Hilborn, un Slam Poetry atormentando y unos acordes inquietantes. Ecos emocionales que resuenan en un cuarto vacío.

    Dedicarse tiempo para reencontrarse y buscar nuevos puntos de partida en el camino de la vida, debería ser una constante obligada en el proceso aprendizaje. "Apaisado" así lo muestra, y nos regala un ejercicio introspectivo. Musicado en clave de slowcore, con tempo lento y reposado va adquiriendo potencia durante su minutaje, un desarrollo compositivo que se engrandece cuando se da paso a los sonidos de sintetizadores, guitarras y pianos. El ritmo marcado por la batería se presenta como el perfecto complemento instrumental para su final. 

    A continuación, suena "Como si nada", corte que cierra la cara A del vinilo. Una historia de desavenencias amorosas en la que, la acústica y la eléctrica concuerdan en un diálogo sentimental, los arreglos de sintes y la batería golpean duro en nuestro interior, y la letra, que es pura poesía, nos lanza con dureza a esa nueva realidad desoladora: "Y sé que tu ausencia va a darle al mundo peligros casi de selva". 

    La cara B del vinilo comienza, de nuevo, con una apropiación. Esta vez es la voz de Florence Delay que da la salida a Sans Soleil, corte envolvente, instrumentado en una delgada línea equilibrada y explosiva que, nos suelta al vacío y nos hace caer al asfalto para sentir los pies en la tierra con "Pegamento", exorcizando los miedos del futuro con sonidos oníricos: "Dame cuerda. Recuerda. Para que me mueva." 

    "Rompehielos" cierra la cara B, aquí el piano construye la melodía más sugerente de este trabajo, en ella, se erige la grandeza del excelente conjunto instrumental que conforman Paracaídas. Esa que hemos venido observando con expectación desde su comienzo, y que, en este corte consigue culminar su primera entrega con buena nota: "Vine hasta esta orilla para comprobar cuánto de profundo si es mejor saltar o esperar que llegue el deshielo, que hará lento su trabajo, que es un abandonar." Con estos versos nos abandonamos en ese paisaje frío para ahondar en ese mensaje de paz que nos regalaba Virginia Woolf en su texto: "A menos que podamos pensar en la paz a la existencia que - no este cuerpo en esta una cama pero millones de cuerpos aún no nacidos - estarán en la misma oscuridad y escuchar la misma sobrecarga de los estertores. Pensemos en lo que podemos hacer para crear el único eficaz refugio antiaéreo." 

    Más Info:




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves