• Breves

    miércoles, marzo 30, 2016

    El Ser Humano “Trato de divertirme y experimentar. Me parece fundamental darle vueltas a las canciones”.


    Gonzalo Fuster presenta en directo el próximo sábado 2 de abril en la sala Deluxe Pop Club de Valencia, “3”, la cuarta entrega en su discografía y posiblemente su mejor álbum hasta la fecha. El ex-componente de Ontario y cantante de Trinidad ha facturado nueve canciones que se encuentran entre lo mejor de sus entregas y en las que encontramos las señas de identidad del músico valenciano: textos cargados de complejas metáforas y a menudo crípticos, estructuras musicales que se alejan de los caminos convencionales para derivar en trayectorias originales y esa tesitura personal a la que somete a múltiples giros y contorsiones que le han situado como una de las propuestas más excitantes del panorama musical alternativo. Nos reunimos con él para que nos hablase sobre su pasado, presente y futuro.

    Alquimia Sonora: Directos al grano. Empecemos hablando de “3” tu nuevo trabajo recién publicado. Personalmente me parece el mejor de tus cuatro discos, por el dominio de la voz, la instrumentación y por la calidad de las canciones. ¿Qué significa “3” en la trayectoria de El Ser Humano?

    El Ser Humano: Significa el primer paso después de una egresión. Un nuevo camino vital, nuevos compañeros, nuevas aventuras. Muchas gracias por tu comentario, para mí también es mi mejor disco hasta que saque el siguiente, seguro.

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: Ahora vamos a retrotraernos en el tiempo. Cuéntanos sobre tus inicios en la música y sobre Ontario, banda que registró uno de los mejores discos de 2011.

    El Ser Humano: Empecé con Los Tranquilos (Soul sesentón) y Los Vertigos (como si mezclaras Jonathan Richman con Television Personalities). En 1999 comenzamos la primera etapa de Ontario pero no llegamos a grabar nada. En 2001 estaba cansado de lo que había a mi alrededor, de todo en general. Fue una especie de crisis vital, emocional, artística... una hecatombe en todos los sentidos. Guardé la guitarra y sólo iba a conciertos seleccionados, generalmente de bandas foráneas.

    En 2009 retomé el interés por componer de nuevo. Volvimos Ontario de 2009 a 2011, con Diego López, Adrián Bustos y Juan Terol. Le tengo un especial cariño, creo que hicimos canciones increíbles, lástima que como intérprete yo estuviera tan punk, me daba igual entonar, cantar bien... sólo me preocupaba por las canciones y por la instrumentación. El disco me sigue pareciendo de lo mejor que he hecho, aunque no puedo escucharlo por mi puta voz. Qué tonto fui...

    A.S.: Ese mismo año junto a Javier Marcos, Juan Terol y David Campillos formasteis Trinidad, banda que nos dejó un magnífico álbum homónimo y que desde entonces parece estar en estado de hibernación.

    El Ser Humano: Conocí a Javier Marcos cuando tocamos Ontario en La Caverna. Él presentaba entonces Galope. Hubo amor a primera vista y a la semana ya estábamos componiendo juntos. Lo natural era crecer como banda, así que nos juntamos con mis amigos David y Juan. Desde el primer día eso era una bomba, sonamos bien al instante. Sacamos un segundo disco al año siguiente, sólo en formato digital, que me parece muchísimo mejor que el primero.

    Ahora estamos hibernando por necesidad, teníamos mucho lío individualmente: David currando a destajo en la Sala Russafa sin apenas tiempo para tocar, Juan con muchos niños y centrándose en Lülla y Yobamochi y Javi con Galope, su alter ego y con el que siempre digo que apueste y que le de más tiempo y esfuerzo puesto que es buenísimo. Y yo con lo mío, claro, pero ha sido algo bastante natural todo, la fundación de Trinidad, la hibernación, etc... así da gusto. Volveremos. Les pegué un toque para retomarlo hace unos pocos meses, no creo que tardemos mucho.

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: Antes de registrar tu álbum de debut homónimo, te habíamos visto en directo en multitud de ocasiones a solas con tu acústica. Parecía que aprovechabas los tiempos muertos de Trinidad para dar salida a tus composiciones, pero con el tiempo, El Ser Humano se ha convertido en la identidad de Gonzalo Fuster.

    El Ser Humano: Sí, fue algo muy animal, tras casi 10 años sin componer ni tocar me volvieron las ganas a lo grande. Era proustiano, necesitaba mirar atrás y proyectar. Recuerdo que el germen de El Ser Humano fue la necesidad de ir más ligero que con los otros proyectos, ni sustituirlos ni priorizarlos, simplemente poder tocar cuando no lo hiciera con Ontario o Trinidad. De hecho las canciones bailaban de un proyecto a otro, hay bastantes ejemplos.

    Las circunstancias y la comodidad han hecho que finalmente fuera el proyecto troncal. También es lo lógico, tocar yo sólo es más fácil que tocar 2 o 4 personas en un panorama donde las salas te piden 300€ por tocar, los locales de ensayo cuestan otros 300€ mensuales y la gente no va apenas a conciertos. Tienes que encontrar escenarios creativos, con dimensiones adaptadas al interés real. Tocar con banda siempre es preferible, me gusta más y disfruto más, pero en ocasiones no es fácil. Por esta razón acabó imponiéndose el ser ligero como una pluma. Es importante saber cada uno en qué sitio estamos.

    A.S.: Tus dos primeros trabajos en solitario, “El Ser Humano” (2012) y “Pyla Pan” (2013), ambos con Malatesta Records, contienen grandes canciones: “Tu belleza, tú y yo”, “Roma”, “Todo blanco” o “Bonita”, por citar algunas y ambos tuvieron muy buena acogida. ¿Cómo ves estos discos con la perspectiva que da el tiempo y trabajos posteriores?

    El Ser Humano: Gracias de nuevo. El primero no puedo escucharlo, me pasa como con el de Ontario. Está muy mal cantado. Dicho sin rodeos; puede que haya buenas canciones pero aún con el gran trabajo de Dani en la producción no puedo escucharlo. Pyla Pan me parece todavía un buen disco, me sigue sorprendiendo lo accesible que es. Curiosamente estos dos discos tuvieron mucha más repercusión a nivel local que los dos siguientes, que la tuvieron más a nivel nacional. Un “yo antes molaba” en pequeñito. Curioso, aunque no es mi problema.

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: Pese a grabar de nuevo con Dani Cardona en su estudio como productor y contar con casi los mismos colaboradores que en tus dos primeros trabajos, “Egresión”, supone un punto de inflexión en tu trayectoria. La estructura de las canciones se hace más compleja, abrazas otros géneros distanciados del pop y tus letras se hacen más crípticas.

    El Ser Humano: Sí, hay varios factores muy importantes, mucho cambio respecto a la dinámica anterior. Rubén Marqués ya forma parte de la banda y graba los bajos con lo que Fito pasa a la guitarra y piano, sus instrumentos naturales. Las canciones que llevé eran más concienzudas, con mucho planteamiento previo y con maquetas más cerradas desde casa. Y por último, algo que supuso un cambio total de paradigma en El Ser Humano, fue que planteé grabarlo como una banda, sonar a banda, ensayar las canciones previamente. Creo que esto último fue determinante.

    Respecto a las canciones, comencé a jugar con las estructuras, a perder prejuicios de todo tipo y a importarme, aún menos, lo que pudiera opinar la gente. Fue una gran sensación de “A la mierda!!” muy satisfactoria.

    A.S.: Para registrar tu último álbum, “3”, cambias de estudio y grabas en Rio Bravo con Cayo Bellveser y Xema Fuertes. ¿Qué crees que ha aportado este cambio a tu nueva obra, tanto en la forma de trabajar como en la forma definitiva que han adoptado las canciones?

    El Ser Humano: El cambio en sí ya provoca una sensación de riesgo muy necesaria en mi vida, no doy nada por supuesto, camino alerta replanteándome cada cosa. Por tanto me permitió negarme en absoluto para saber qué y quién era, en un sentido cartesiano.
    Respecto a Xema y Cayo, ha sido un placer en el sentido literal. He cumplido la premisa inicial de encerrarme una semana en un estudio y que el disco encontrara su propio carácter y fuera pidiendo conforme se iba creando. Xema y Cayo son unos músicos increíbles, es una de las cosas que le ha dado este color al disco, la variedad de instrumentos que metimos, sin ir de raritos por la vida, por ejemplo en “Amiga Fría” los arreglos de cuerda a lo morisco o el acordeón quedan naturales cuando son realmente muy marcianos. También tengo que destacar el tratamiento de los graves, así como los volúmenes de las guitarras acústicas. Esto es parte fundamental del carácter que tiene “3”.

    También el no tener un pasado común ni un objetivo preconcebido nos abrió todas las puertas. En resumen, como siempre hay una gran parte de mérito de los productores, ellos diseñan el sonido definitivo y aportan su talento y creatividad. Yo puedo ir con ideas y planteamientos, con arreglos preparados, pero de ahí a lo que escuchas en casa dista mucho. Pienso que si colaboras es porque quieres que haya creatividad por todas las partes y en la mayor cantidad posible.

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: Otra novedad de “3” es que tras tu paso por Malatesta Records y un álbum autoeditado, recalas en el sello granadino Luscinia Discos. Háblanos de porque escogiste este sello.

    El Ser Humano: Siendo consciente del carácter y estilo de El Ser Humano sabía que encontrar discográfica iba a ser misión imposible o muy muy difícil. Aún así, decidí mandar las maquetas de “3” y los discos anteriores a unos pocos sellos, los que veía más interesantes. Luscinia, entre otros, respondió y fuimos profundizando hasta el punto en que ya no me interesaba ningún otro. Sarah, su máxima responsable, me fue demostrando que Luscinia Discos estaba hecha para El Ser Humano y viceversa.

    Estoy muy a gusto y me siento muy identificado con la filosofía de Luscinia. Mirad el catálogo, es increíble que se reúna tan elegantemente experimentación, vanguardia y pop, www.luscinia.org.

    A.S.: Como decía al principio, tengo que confesar que “3” me parece de largo lo mejor de tu producción, 9 canciones sin desperdicio para un álbum quizá menos luminoso que los anteriores pero de los que sin duda, cautivan y llegan muy dentro. Eso nos hacer estar ya expectantes de por donde van tus nuevas canciones. ¿Nos das una pista?

    El Ser Humano: Gracias, a mí también me parece el mejor con mucha diferencia.

    Las nuevas canciones van tomando un carácter muy de contacto con la naturaleza, no confundir con folk o country. Muy naturales en el sentido de espíritu y sonido. Sólo tengo claro que las quiero grabar en directo debajo de una higuera en verano y con amigos. Esto es la vida.

    Hasta el momento tengo 5 canciones y e igual retomo alguna antigua que me resisto a desechar. Respecto a la temática general, como siempre, lo veré una vez esté grabado. De momento las que tengo tratan de las paredes del cerebro y del fin del mundo. Buen comienzo.

    A.S.: Una de las señas de identidad de El Ser Humano son sus textos. Se desenvuelven entre canciones con un mensaje claro como en “Mis Raíces”, “Amiga Fría” o la genial “Tito” y otras con una interpretación más compleja como “Expropietario de Bélgica” o “Stein”. Háblanos de la importancia que das a las letras y sobre tu proceso de composición.

    El Ser Humano: No creo que llegue a ser genial, pero muchas gracias de nuevo. Ahora mismo estoy en proceso de cambio en cuanto a composición, trabajo mucho más los textos, les doy muchísimas más vueltas que hace un par de años, hay muchas cosas ocultas, introduzco cruces entre canciones, etc...

    A la hora de componer van unidas la melodía y el mensaje, y ese mensaje acabará desarrollándose y convirtiéndose en la letra de la canción. Parto de una idea o de una frase y va creciendo, cambiando, hasta completar la canción entera. Antes me costaba mucho menos escribir, supongo que me he vuelto más exigente, lo noto porque tengo grabados en el móvil decenas de esbozos de canciones a las que sentarse a trabajarlas y concretarles los textos, los cambios, etc... Ahí siguen. También tengo mucho menos tiempo que hace un año.

    Antes me divertía romper las reglas por el mero hecho de romperlas como hice en “Todo blanco”, por ejemplo, ahora necesito algo más, o algo menos, hacer una letra muy sencilla que me interese es un gran reto.

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: Siguiendo con tus letras, no nos extraña encontrarnos en un tema “pop-rock” alusiones a Elvis, pero tú citas a antropólogos como Levi Strauss, filósofos como Unamuno, matemáticos como Goldbach, pintores como Odilon Redon.

    El Ser Humano: Sí, en primer lugar porque aunque las canciones sean pop, no me considero un músico de pop ni parto del mismo punto que los indies con sus Tarantinos, KurtCobains, etc... Me interesan otros personajes ajenos a esa popularidad anclada a una estética. Puedo quedarme mirando a Mina y que se pare el tiempo, sin embargo Uma Thurman me deja muy frío.
    Claude Lévi-Strauss, Odilon Redon, Goldbach y Leos Carax me han influido tanto como Tom Zé, Robert Wyatt, Peter Blegvad o Dan Treacy. Es cuestión de lo que estimula a cada uno: Mis primeras canciones estaban inspiradas en el cíclope de Odilon Redon, mi forma de observar y entender la vida tiene mucho que ver con “Tristes Trópicos” de Lévi-Strauss, en cuanto a las matemáticas y los matemáticos, lo son todo, me fascinan los Fermat, Goldbach, Euler…

    A.S.: Otra de las características de El Ser Humano, que se pone muy de manifiesto en “3” es tu personal forma de abordar la estructura de las canciones, huyendo del típico estrofa, estribillo, estrofa, estribillo. “El Hilo” empieza con un pizzicato para desembocar en un magnífico final que se sumerge en el tropicalismo. “Amiga Fría” se desarrolla sobre unos acordes de aires andaluces para luego transformarse gracias a esos coros y ese acordeón de fondo. Háblanos sobre tu forma de entender la composición de los temas.

    El Ser Humano: Trato de divertirme y experimentar. Me parece fundamental darle vueltas a las canciones, no conformarme con lo que viene trillado en primera instancia ni aproximarme a claros referentes. En muchas canciones hay también variaciones de compás y cambios de notas mayores a menores que no ayudan en absoluto a salir en la radio, me alejo de un público fácil y estándar, pero si no lo hiciera me estaría traicionando, es lo que me interesa, arriesgar y tensar.

    Debe ser consecuencia de no tener miedo de hacer las cosas, no me debo a nadie, no espero nada, no pretendo gustar ni molestar. Mi prejuicio es ese; no guiarme por el juicio de los demás sino por el mío. Aún así hay canciones como “Lévi-Strauss” o “Stein” que tienen una estructura convencional y les aporto el condimento por otra parte. En ellas, el esfuerzo lo destiné a otras vertientes o aristas de la canción. Quién sabe si el siguiente disco acaba siendo un disco totalmente acústico y con estructuras mántricas o un exceso de watios con canciones dodecafónicas. ¡O que no haya disco!

    A.S.: Escuchando tus cuatro discos seguidos se aprecia una notable evolución en tu manera de cantar, tanto en tu registro vocal como en los giros que imprimes. ¿En esta evolución qué crees que ha pesado más: la gran cantidad de directos que has afrontado a pelo con tu acústica o se debe a una labor más de reflexión, más de puertas adentro?

    El Ser Humano: Sí, es más que evidente. Fue en Pyla Pan cuando comencé a exigirme. Le dije a Dani “Sé un hijodeputa conmigo, apriétame más”, poco a poco fui poniéndome en mi sitio. Con Egresión ya veo que entono y estoy donde quiero estar. Otra cosa es el timbre vocal, que hay mucha gente que no le gusta, pero eso no está en mi mano. Es lo que hay.

    Luego, evidentemente, he tocado muchísimo estos últimos años, más solo que con banda, y esto te lleva a practicar y a exigirte, no abandonar cierta disciplina. En 2014 toqué prácticamente todos los fines de semana. Por tanto, son ambas cosas, reflexión y práctica.

    Paralela a la evolución compositiva está también la necesidad de arriesgar y complicarme con los giros vocales, con los altibajos e intensidades. Me pongo el objetivo donde no puedo llegar, de tal forma los avances son siempre muy notables. Hay cosas que he dejado grabadas en los discos que he salvado correctamente y que serían de un nivel muy superior al mío. Dani también me decía “¿por qué te complicas tanto? Hazlo donde estés cómodo”. No, no, arriba, dale

    Stella Blasco Berlanga

    A.S.: ¿Si tuvieses que escoger un sólo tema de “3” cuál sería y por qué?

    El Ser Humano: Lévi-Strauss. Es aparentemente fácil (estrofa + estribillo), directa y tiene un falsete muy arriesgado. Los arreglos de Xema y Cayo son brillantes, ese repeater le da una profundidad increíble.

    A.S.: El próximo sábado 2 de abril, sobre el escenario de dELUXE POP CLUB saldremos de dudas de como suena “3” en directo y con banda. Lo harás acompañado de Dani Odisseu a la guitarra (Elial, Luna y Panorama de los Insectos), Juan Barcala (Cándida) a las percusiones y Rubén, que ya te ha acompañado, al bajo. Háblanos sobre la nueva banda que te acompañará.

    El Ser Humano: La verdad es que estoy muy orgulloso de cómo nos hemos compenetrado y del buen ambiente que hay. Rubén y yo llevamos tocando juntos desde Pyla Pan y Juan y Dani entraron para presentar este disco.

    Juan tiene un batería dentro, aunque con Cándida se centre en la guitarra. Me gusta cómo ha homogeneizado las canciones sean del disco que sean. Respecto a Dani, es muy versátil y creativo, para este disco nos centraremos en la guitarra pero también controla percusión, teclados y otros instrumentos que seguro que les damos aire en un futuro cercano.

    Me gusta especialmente dar libertad para que todo el mundo se sienta partícipe y no interprete lo grabado asépticamente. Me parece fundamental que se aporte de forma comunitaria, grupal. Es la forma más justa de crecer y la que hace sumar la creatividad libre de todas las partes e implicarse como un proyecto propio. Esto último me interesa especialmente.

    Espero que os guste.

    Stella Blasco Berlanga

    FOTOGRAFÍAS: STELLA BLASCO BERLANGA

    MÁS INFO:








    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves