Viva Suecia+ Señora Oswald - Sala Moon. Valencia 23-02-18 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

sábado, febrero 24, 2018

Viva Suecia+ Señora Oswald - Sala Moon. Valencia 23-02-18



Ayer noche los murcianos Viva Suecia volvían a València para seguir girando “Otros principios fundamentales”, ese segundo disco que les está catapultando de forma irremediable hacia un nuevo nivel de una escala a la que le queda mucho por suceder. Su actuación como siempre una una explosión de emoción y belleza que esperemos les depare ese camino largo y enriquecedor que cincelan las trayectorias artísticas. 


La cita del 23-F grabada desde suficiente tiempo atrás era una de las más aguardadas por el público de los circuitos que hoy conocemos como “indies”. Días antes se colgaba ese esperado cartel de “Todo vendido”, un nuevo reto para la ocasión en la que el papel del promotor entra en juego para asumir ese factor de riesgo que supone todo lo que rodea a la música en directo. La Sala Moon, de considerable mayor aforo de las que que habían visitado con anterioridad nos hacen hablar de números. Sinceramente, lo merecen. El lograr llenar un aforo con cifras en torno a unas novecientas personas para una banda relativamente joven pero con una proyección al alza en poco lapso de tiempo puede llegar a dar un poco de vértigo. Hoy volverán a hacer lo propio en la Razzmataz de Barcelona

Como ellos mismos muestran con sencillez en sus redes sociales, todo esto lo viven como una montaña de sensaciones de todas clases, de recuerdos impagables y trucos para convencerlos de que todo esto es real, que no se lo ha inventado nadie ni es una broma. Creemos que la mayor conexión de sus seguidores con la banda se encuentra indudablemente en ese plano lírico que ensalza un existencialismo tan actual que de forma irreparable nos conduce a esa necesidad de hacer nuestras sus canciones. En su parte instrumental no temen transitar entre pasajes con efectivos contrastes entre la calma y la tormenta, alejándose de otros parámetros más manoseados en ese “indie” que antes mencionábamos, a base de jugar con el post-rcok y el ruido. 

También alcanzan momentos épicos, es así como nos dieron la bienvenida con “Hasta ahora”, dando la primera muestra de el perfecto equilibrio entre los cambios de estado de las canciones y la fuerza vocal con la que completan esa descomunal acción de explosionar sus composiciones. Cortes como “Nadie te devolverá el favor” con la que ya empezaron a alentar al público con sus ya característicos brazos alzados, la tranquila (en parte) y elegante “Efe Efe”, las directas y más eléctricas como “Los años” y “Palos y Piedras”, o la carga de belleza en la atmósfera que siempre consiguen con “Acabaremos muriendo en ello”, fueron parte del recorrido de la noche que como nos anunció Rafa y como era de prever también dio el sentido y lógico protagonismo a su primer largo “La fuerza mayor”. De sus principios fundamentales, destacamos en la primera fase del concierto la potente y veloz “El nudo y la esperanza”, lo que entendemos como uno de los grandes éxitos de su corto recorrido. Y como no, de la excelente “¿A dónde ir?. Guiños simpáticos a Nino Bravo y hacer sonar “Casi todo”, su tema más reciente, otro de los alicientes de la noche. 


En resumen su directo fue potente y resolutivo, más emocionante si cabe que todos los que les hemos visto. Intenso, atmosférico y eléctrico; todo ello bajo una máquina cada vez más engrasada a la que se le nota un crecimiento a niveles de talento y entrega. Su puesta en directo como siempre otro de sus puntos fuertes al que siguen cuidando; en esta ocasión con una producción mayor en cuánto al juego de luces que da buenos resultados a nivel visual aunque quizá consigan más efecto en los grandes escenarios. Hubo mención especial a ese equipo que les está acompañando para esta nueva gira, una familia en crecimiento en aras a elevar sus directos a la máxima potencia. 

El tramo final del concierto arrancó con “Permiso o perdón” dónde Rafa acabó tumbado en el suelo en pleno éxtasis. Tras un bis corto por exigencias de horarios de la sala, la tralla final estuvo bien dispuesta por ya lo que son dos indispensables de su repertorio “Bien por ti” y “Hemos ganado tiempo”.Con salto al público incluido, momento en el que toda la conexión con el público mantenida durante la noche, alcanzó altas cotas de intensidad. En ese comunicado que dieron hace algunos días en sus redes hablaban de seguir en su próximo trabajo rompiéndose y compartiendo los trozos con su público. Y con eso precisamente me gustaría rematar esto, un directo de Viva Suecia es eso romperse con la música para luego reconstruir el todo al salir. 

Abrían la noche los valencianos Señora Oswald que presentaron su primera referencia “Nada suena como ayer” en un ejercicio de pop preciosista en un directo en el que nos faltó algo de potencia en el sonido de la banda y nos falló en algunos momentos el no entender el plano vocal de los temas. Aunque el resultado global de la actuación fue beneficioso, sumaron para ello ese cuidado extremo que poseen para pulir sus canciones. Quizá esperábamos que la urgencia y frescura que les vimos en un principio estuviera más presente pero bueno, no hay mucho más que lamentar en una apertura a la noche que les dio la oportunidad de lucir su música ante un numeroso público. Cosa que no dejaron de agradecer con sencillez y sincero sentimiento. Nos quedamos con “Nada suena como ayer” como el momento más emotivo y enérgico. Un lujo disfrutar esas canciones atemporales que tan bien suenan y que se instalan en nuestro imaginario para disfrutarlas con tiempo. Eso y evocarnos a bandas como La Granja, les hace ganar muchos enteros.



Más Info:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario