• Breves

    lunes, marzo 05, 2018

    AL OÍDO: Niños Mutantes en Teatro Martín Recuerda (Pinos Puente-Granada) 03/03/2018


    Por segundo año consecutivo, tras el éxito de la pasada edición, el ciclo de acústicos “Al oído” volvía el sábado al Teatro Martín Recuerda de Pinos Puente (Granada) con una apertura de lujo a cargo de los granadinos Niños Mutantes. Volvían así, tras comenzar también la primera edición con un grupo de la tierra (Napoleón Solo), a poner de manifiesto desde su organización su compromiso con la música granadina y con la cultura y la música en general.

    Original, por su formato y el enfoque que dan a estos acústicos que se llevan a cabo en teatro, con un público sentado (hasta que se pone en pie para bailar con el grupo) y por lo que obliga a los grupos invitados a trabajar sobre sus propios temas para hacer de su actuación algo “acústico, pero no ñoño”, como explicaba el sábado Juan Alberto (voz).


    Acústico, pero con banda completa y ampliada (a Niños Mutantes se incorporó para la última gira el napoleónico Alonso), con mucha inventiva a la hora de dar una vuelta a los temas de su “Diez & medio”, con el que pudieron jugar y experimentar con una audiencia muy rejuvenecida (siempre es un lujo, que saben aprovechar los padres, que los grupos toquen un en sitio donde se permite entrada de menores) que se implicó en el propio espectáculo dando palmas y cantando en sus temas más conocidos.

    Para darle interés al formato, Niños Mutantes jugaron magistralmente con las posibilidades de unas percusiones en las que no se echó de menos la batería completa, con la solvencia de Nani Castañeda que supo sacar buen provecho de todos los elementos situados sobre el escenario para construir una base rítmica potente que aportaba variaciones muy interesantes sobre los temas. Junto a él, los elementos eléctricos de manos de Andrés López y Miguel Haro (guitarra, bajo), a los que se añadieron teclados y clarinete al que Alonso sacó todo el partido, se encargaron de arropar la acústica y voz de Juan Alberto que trasmitió su entusiasmo por actuar ante un teatro con las entradas agotadas y tantos niños entre sus filas.


    Momento reivindicativo, muy necesario en los tiempos que corren, cuando llegando al final de su actuación Niños Mutantes pidieron al público que se dejara llevar y se pusiera en pie para acompañarles al cantar “La voz”, símbolo de una libertad de expresión que comienza a peligrar en nuestro país y que defendieron con el ímpetu de un estribillo que sonó casi a himno “pero tendrás la voz, la voz / para gritar, la voz, la voz”.

    El final, tan apoteósico como ese momento compartido con el público, con el bis que contenía el que quizás sea su tema más conocido “Errante”, un tema imprescindible en cada una de sus actuaciones, con el que se marcharon tras sentir cómo el público se volcó para cantar con ellos ese último tema, tras un espectáculo original y bien conformado, una vuelta de tuerca de sofá y voz “al oído” con el que llenaron la tarde del sábado en un festival que está apostando por la cultura musical y la accesibilidad de estos espectáculos para todos los públicos.

    Crónica: María Villa
    Fotos: J.M. Grimaldi




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves