• Breves

    lunes, marzo 05, 2018

    Los campeones del blue eyed soul aterrizan en Valencia!

    Danny and the Champions of the World son una apisonadora que combina el soul con las raíces de la música norteamericana. Su directo es realmente potente y sus discos están llenos de motivos para adorarles. Están de gira por España presentando su "Brilliant light" y no te los puedes perder...



    Estamos de suerte: en poco menos de dos semanas visitarán España dos de las bandas más impresionantes de soul de ojos azules que hayan nacido en el Reino Unido en lo que va de siglo: Danny y sus Champs y Stone Foundation. Sería de locos no aprovechar semejante banquete: ambas bandas gozan de una reputación impecable merced a unos directos incendiarios, unos discos soberbios y una actitud entusiasta y sincera, que favorece la comunicación intensa con unos seguidores cada vez más numerosos.

    Los primeros en visitarnos serán Danny Wilson y sus campeones. Lo de campeones no es un título baladí: nunca semejante referencia futbolera (aunque en este caso, como luego explicaré, no va por ahí) fue tan descriptiva como para referenciar a una de esas bandas que impresionan por su cohesión. Son hermanos de sangre que transmiten su camaradería en el escenario, como si de una E Street Band se tratara. Yo les vi tocar hace unos años en la bonita población burgalesa de Frías. Era verano, en el marco un bonito festival conmemorativo del último vals de The Band  (organizado por el nunca suficientemente alabado Joserra Rodrigo) y los conciertos tenían lugar en el patio de armas del castillo del siglo XII que corona esa preciosa población.

    El recuerdo de ver a semejantes bestias pardas que hacen de su mezcla de country, rock y soul un explosivo cóctel en un sitio tan bonito y rodeado de gente tan buena, os podéis imaginar que es imborrable para mi. Pero no sólo por ese recuerdo os recomiendo a los Champs. Os animo encarecidamente a verles en directo porque lo suyo es diferente a cualquier cosa que podáis ver por ahí. Hay una comunión artista-público realmente especial. Su música es romántica, carnosa y sensual como un buen vino envejecido en barrica de roble, de esos que dejan un sabor elegante y perdurable en boca. Te deja embriagado, amando a todo el mundo, en un estado de éxtasis que difícilmente puede conseguirse de otra forma. Sí, amigos, son "una de esas bandas". Una de las que merece la pena seguir a toda costa.

    Danny formó el combo en Londres en 2008, tras la disolución de otra formación que capitaneaba junto a su hermano Julian, Grand Drive. La llamó así en honor a un libro infantil de Roald Dahl, "Danny el campeón del mundo" y tras tres discos notables centrados en un sonido cercano al rock americano (su debut homónimo, "Streets of our time" y "Hearts and arrows") que llamaron bastante la atención de la crítica especializada, fue con "Stay true" (Loose Music, 2013) con el que realmente derivaron hacia un sonido más negro, enraizado en el soul de Stax, Curtom o Hi de finales de los 60 y principios de los 70.

    La banda también se consolidó, ganando reputación como acto de directo, la cual certificaron con su doble en directo "Live Champs" (2014), tras el cual  llegó el apabullante "What kind of love" (2015), disco que recibió justificadísimos laureles por parte de la prensa y barrió en los UK Americana Awards (mejor disco, artista y canción del año por la inmensa "Clear water"). La verdad es que el lp es todo un cargamento del mejor country soul que uno pueda imaginar, con el radar puesto en el mejor Van Morrison, el Dylan más gitano y en artistas afroamericanos como Curtis Mayfield, Al Green o Tyrone Davis (enorme, su versión del "Can I change my mind") y por supuesto lo más importante: unas canciones sencillamente soberbias, de principio a fin, como "Precious cargo", "Words on the wind" o "This is not a love song".

    "Brilliant light" (2017) es su último disco, que nada más editarse entró directo al número 6 de las listas de Americana en su natal Reino Unido. Disco doble de nada menos que 18 canciones, quizá no tenga la tensión soul del anterior y adolezca de su larga duración, pero sí que contiene un más que notable compendio de lo que saben hacer mejor. bonitas melodías de un acentuado romanticismo, que ellos saben hacer tan brillantes como potentes, de las que ensanchan hasta los corazones más empedrados.

    De todas formas, más allá de los discos, donde mejor revalidan su título de campeones del mundo es sobre el escenario. Su camaradería, veteranía y entusiasmo hacen crecer cualquier cosa que toquen. Tienen un sonido amplio, exhuberante que convierte un simple concierto en algo más litúrgico, una comunión, como debe ser un concierto de soul. Su gira por España recorre Vitoria-Gasteiz (la fecha en Barcelona se ha caído), Bilbao, Madrid, Valles Piloña (Asturias) y en Valencia, se presentarán, cómo no, en el Loco Club (entradas click aquí). Una de dos: hay que estar tarado o sordo para perderse algo así. Lo de esta gente no es de este mundo. NO SE LOS PIERDAN!





    1 comentario:

    1. Me hace mucha gracia como habláis de esta banda. Son buenos. Solo buenos. No son The Impressions. A ver si os enteráis ya.

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves