Anna Calvi. Ram Club (Espai Rambleta, Valencia). 13/10/2018 - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

domingo, octubre 14, 2018

Anna Calvi. Ram Club (Espai Rambleta, Valencia). 13/10/2018

La inglesa presentó su magnífico "Hunter" ante una atónita congregación de fieles, que presenciaron cómo hacía venirse abajo el escenario de un Ram Club, que soportó un portentoso despliegue de ROCK. Así, con mayúsculas...


Fotografías de María Carbonell

Como vuelva a escuchar una sola comparación con PJ Harvey o, mucho peor, Patti Smith, para referirse a ella juro que buscaré a quien quiera que sea el/la mentecato/a y le proinaré una merecida colleja. Anna Calvi es ya dueña de un sonido propio que la distancia definitivamente de absurdas comparaciones, que encima vienen siempre determinadas por su condición de mujer. No se puede ser más simple, caray.

Ella trasciende todo eso. Su poderío vocal, desplegado a través de unas cuerdas vocales realmente prodigiosas como se demostraría en este concierto, así como una maestría a la guitarra que quizá sólo conozca comparación hoy día con la genial St. Vincent (y conste que no lo digo, insisto, por el hecho que ambas sean mujeres), aunque con notables diferencias estilísticas, permiten afirmar, sin tapujos, que Anna Calvi es un prodigio. Y punto.

Fotografía de Susana Godoy
Casi exactamente a la hora anunciada y tras la warm-up de las dj's locales Hits With Tits, que completaban el cartel, apareció la cantautora sola en un escenario profusamente equipado de instrumental. Una impresionante demostración de ella sola a la guitarra a través de aquél "Rider to the sea" de su primer largo, en la que ya anticipó la tormenta que se avecinaba, sirvió de introducción a la salida de su banda, que con ella ofrecían un formato de trío (sí, poca gente para tanto equipo) con la que procedió a reventar las cabezas del respetable a través de un sonido bien orquestado y producido, que añadía enteros al que logra en sus grabaciones.

Una batería de esas que martillean las sienes dio la introducción a "Indies of paradise", que situó ya la actuación de la artista en un alto pico, del que no bajaría en todo el tiempo que estuvo en escena. "As a man", canción inaugural de su brillante disco "Hunter" nos metió aún más en su mundo de desgarro vocal y guitarras inteligentemente diseñadas para servir de pirotecnia en el momento preciso. Sus demostraciones con ese instrumento son asombrosas, pero nada comparable a lo que hace con unas cuerdas vocales que, pese a indudablemente haber sido educadas, son un portento como se demostró al final del single "Don't beat the girl out of my boy", con ella tirada por tierra y llegando a agudos totalmente imposibles para cualquier mortal.

"I'll be your man", marcó uno de los pocos recuerdos que dedicó la inglesa a pasados álbumes, centrándose en "Hunter" y profundizando precisamente en ese lado sensual que ofrece su cancionero. El olor a gótico que asoma siempre en su sonido combina a la perfección con ese componente sexual que ella logra teatralizar tan bien subida en el escenario. "Alpha", "Swimming pool" o, por supuesto, "Wish" así lo demostraron, manteniendo arriba una actuación que no abandonó ni por un segundo el más alto listón.

Fotografía de María Carbonell

Asistimos a una liturgia ROCK, así, en mayúsculas. Un espectáculo como debe ser, como se entendió siempre: con tensión, misterio, violencia y volumen. Una perfecta comunión entre público y un artista que sabe llevarlo a donde quiere. Y lo mejor, fue un espectáculo breve. ¿Para qué más de una hora si lo que has ofrecido es de tal intensidad? Tras ese espacio de tiempo que nos dejó a todos jadeando, la Calvi y su banda sólo salieron una vez más, pero fue para hacerlo estallar todo regalándonos una versión de "Ghostrider" el himno oscuro que allá por los setenta el neoyorquino dúo Suicide compusiera para configurar la banda sonora que debía guiar gran parte de la música venidera. Ella supo hacer más que honor a tal hito y tras arrasar literalmente el ya de por sí castigado escenario del Ram Club, tiró su guitarra al suelo y la abandonó a un acople sin fin.

Y así, amigos, es como da comienzo -junto a lo ocurrido el pasado jueves a manos de Wave Pictures en 16 Toneladas- por todo lo alto la segunda edición de "Popular Songs", esta vez denominada "The Concept", ciclo con el que la promotora Tranquilo Música vuelve a aunar excelente gusto y buen hacer para vincular la música de fuera con la de dentro de nuestras fronteras. No podía haber comenzado mejor: un lleno más que aceptable, un concierto apabullante y una marca muy alta no ya para el resto del ciclo, si no por todo lo que tenga que venir el resto del año. Candidato claro a mejor concierto de la temporada, sin duda.

Fotografía de María Carbonell


Fotografía de Susana Godoy


Fotografía de Susana Godoy

Fotografía de María Carbonell
Fotografía de Susana Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario