• Breves

    jueves, noviembre 10, 2011

    Song, James Song.

    ¡Sorpresaaaaa! ¿A que no me esperábais tan pronto? Así soy yo, como James Bond, sigiloso e impredecible, además de atractivo y seductor. Bueno, vale, si me miráis desde un ángulo en el que el sol os caiga de frente y apenas me veáis de refilón, soy atractivo. Y si os metéis 20 o 30 chupitos de vodka entre pecho y espalda también soy la mar de seductor. Faltaría más.

    Bond tiene a sus espaldas 22 películas, 23 si contamos la próxima, de título Skyfall. De esas películas contamos 22 bandas sonoras y otras tantas canciones originales, que es a donde quiero llegar. Bien es sabido que la saga ha ido siempre ligada a un tema cantado, compuesto normalmente por el compositor del score (pero sólo la parte melódica, no la letra), e interpretado por alguna estrella del momento. Estas canciones, además, tienen su momento de gloria al inicio de cada film acompañadas de una intro muy bien elaborada con técnicas de cada época. Luego ya cada cantante ha tenido su video musical aparte. Aunque de estos últimos hay algunos interesantes, me centro en este caso en las intros.

    ¿Cómo decís? ¿Qué si se baraja a Don Omar o Pitbull para cantar el próximo James Bond? Pues espero que no. Tampoco me miréis así hombre, eso sería como si a la próxima de A Todo Gas le pusiesen una canción de Il Divo, resultaría algo muy curioso, pero no pegaría ni con cola.

    Bien, continuemos. El esquema generalizado de estas canciones ha sido siempre bastante parecido. Una pieza que llevará el título de la película y también se mencionará en la letra, algo que ya no se está cumpliendo en la nueva etapa con Daniel Craig. Otra máxima que se solía cumplir al principio, era el de canciones con un estilo más melódico y romántico, aunque no siempre. También está la norma del apartado visual, que si bien cada uno es hijo de su época (como la música) y de la temática del film, siempre contienen dos elementos fundamentales: mujeres y armas.

    Personalmente no todas me gustan, como es lógico. Por eso, y porque sería agotador repasar las 22 canciones, hablaré de las que más me gustan. Y he dicho canciones, porque también hay intros que obviando la música que no me dice nada, tiene un apartado visual más que atractivo.

    Podréis ver cada intro pinchando en el nombre de la canción.

    De la era Sean Connery sólo puedo mentar un caso que me guste. Goldfinger (1964), con score de John Barry e interpretación de Shirley Bassey. La cantante repetería experiencia en 1971 y 1979 con Diamonds are forever y Moonraker respectivamente, pero no me hacen tilín especialmente.

    De la época de Roger Moore me quedo con dos. En primer lugar Live and Let Die (1973), compuesta por Paul y Linda McCartney e interpretada por Wings. A lo largo de los años la canción ha sido reversionada por varios artistas: Stan Kenton, Guns n´ Roses, Chrissie Hynde, Geri Halliwell y Fergie. Algunas son para cortarse las venas, pero si me debo quedar con una sin ser la original, eligo la de Guns n´ Roses.

    El otro tema sería A View To A Kill (1985), de Duran Duran. Esta es una de mis favoritas. Lo curioso del tema es que, aunque lleve el título que lleva, bien podría llamarse “Dance into the fire”, que es la frase que más se repite a lo largo de la canción.

    Pasamos al Bond de Timothy Dalton, con el que hago un dos de dos. No, no me refiero a R2D2 de Star Wars, quiero decir que de las dos películas me gustan las dos canciones. La primera sería The Living Daylights (1987) del grupo A-Ha y la segunda, otra de mis preferidas, A Licence to Kill (1989), de Gladys Knight.

    Con el ciclo de Pierce Brosnan me pasaría casi igual que con la era Dalton, sólo que serían dos de cuatro, que tampoco es un primo de R2D2. Llego en este caso a la que se convirtió y sigue siendo mi principal favorita hasta la fecha, Goldeneye (1995). Interpretada por el vozarrón de Tina Turner, que aún hoy me pone los pelos de punta.

    El segundo tema de esta nueva era que me gustó, curiosamente el último de la misma, fue Die Another Day (2002), de Madonna. Un cambio de estilo hacia lo electrónico que no le quedó nada mal al personaje. Esta nueva dirección ya había sido tanteada en una entrega anterior, cuando Moby reversionó el tema central de Bond de toda la vida.

    Y llegamos a la actual etapa, con Daniel Craig como 007. De esta sólo hay dos canciones hasta el momento, pero de nuevo sólo una me ha gustado y está entre mis favoritas: You Know My Name (2006), de Chris Cornell, que fue co-escrita con el compositor David Arnold; sustituto del fallecido John Barry . Una canción que en esta ocasión nada tiene que ver con el título de la película.

    ¿Cómo tenéis el cuerpo de estar ahí sentados leyendo? ¿Que os duele el culo? ¡Pero bueno!, si se tarda más en escribirlo que en leerlo. A mí me sangran las uñas, pero todo sea por mis… esteee, mis f… ¡bueno vale, mi único fan! Que no se os puede mentir ni un poquito, qué susceptibles.

    Curiosamente, cuando estaba documentándome visualmente en Youtube para este artículo, encontré una de esas cosas de las que no te sueles enterar hasta que te tropiezas con ellas.

    Resulta que de Quantum of Solace, la todavía última entrega de la saga, hay una canción que fue rechazada para la película. En su lugar pusieron el ya conocido Another Way To Die (2008), de Alicia Keys y Jack White, que no es santo de mi devoción precisamente. Ese tema rechazado se llama Forever (I Am All Yours) y lo canta Eva Almér. He de decir que es de corte más tradicional, pero suena estupendamente. A mí me gusta muchísimo más que el elegido. No, no hablo de Neo. Qué tontunos estáis hoy.

    Otras curiosidades de las que sí he tenido constancia, son las canciones creadas para los videojuegos basados en el personaje. Hay dos en concreto que me gustan. Estas son I'll Take it All, cantada por Joss Stone para 007. Blood Stone (y así todo queda en familia) y una reversión del Goldeneye de Tina Turner, que no he conseguido averiguar por quién está interpretada, del remake del juego noventero de Nintendo. Si bien no alcanza el nivel de la original, es una digna reinterpretación.

    También Goldentusk, aquel loco que se atreve a ponerle letra a los main themes de las películas más conocidas, tiene su versión para James Bond. Podéis verla aquí.

    Y hasta aquí llega este pequeño especial del agente 007. ¿Qué no os parece pequeño? Pues nada, nada. Ahora mismo empiezo a preparar un artículo con todos los scores, los videos musicales de las canciones y lo que encuentre relacionado con la saga. No os mováis de ahí, que vuelvo en un año o dos.

    Ah, ¿pero os lo habéis creído? Que no hombre, que no. Que me tendréis aquí el Lunes, como cada semana. No lloréis, si se pasa en un santiamén lo que queda de semana. ¿Que lloráis porque vuelvo? Si ya lo sé almas de cántaro, pero es que me gusta torturaros, es superior a mí.

    Alquímicos saludos de cine.



    Tres sitios de posible interés: http://www.mi6-hq.com/, http://www.galeon.com/johnbarry/ y http://www.davidarnold.com/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves