• Breves

    lunes, diciembre 03, 2012

    Litus. Sala Sol. 1/12/2012 Madrid.

    Litus. Sala Sol.
    1/12/2012 Madrid.


    Hay dos cosas que destacan de la presentación de Autoreverse en Madrid. La primera de ellas es la rutilante presencia de Litus en el escenario. Una comodidad madurada durante años y que sólo poseen aquellos afortunados que saben que lo que tienen entre las manos es incuestionable a la hora de plasmarlo ante el público. Una seguridad apoyada en un trabajo consolidado que permite pinceladas de locura y sentido del humor sin restar ni un ápice de credibilidad a sus temas o reflexiones. Y a todo ello se le suma una presencia escénica a ratos speedica y a ratos recogida que trasmite la impresión de que el resultado que se sube a este recogido recinto de la Sala Sol es meditado, conciso, preciso y querido por todos los miembros de la banda, que en esta ocasión tienen parte de culpa de la forma que finalmente ha tomado Autoreverse.

    La segunda, menos musical y más anecdótica, tiene que ver directamente con un nuevo estilo que se desmarca definitivamente de su primer trabajo Al Sur del Cielo para dejarse abandonar huyendo un poco del circuito de cantautores para dar una impronta más personal a sus temas, un aire más jazz que tiene mucho que ver con el planteamiento de sus directos y su relación consolidad ya con No Reply. Un estilo que se intuye incluso en su aspecto más refinado y cuidado que se percibe con alegría para los ojos.

    Pues bien, en el set list de esta nueva etapa encontramos muchas canciones conocidas pero revisadas (y mejoradas) además de alguna novedad. De hecho después de degustar el contenido de su nuevo cd echamos en falta algunas de las presentadas en directo como pequeños adelantos que crean necesidad de más material cuando apenas ha llegado a nuestras manos el rutilante nuevo álbum. Arrancando la noche con la ya clásica Doña Usted y ante un nutrido grupo de acólitos que perdonaron el derby futbolístico y el resto de apetecibles citas de la agenda madrileñas desgranó entre silencios comedidos Terror de azúcar, Sandra, Mercedes Ven, Antonio el Machina, Oportuna oportunidad, Si tiene que llover, que nieve, por mencionar sus ya clásicos. En medio degustamos una buna dosis de temas nuevos que van desde Sudamericana o su primer single Autobús 332 a la autobiográfica e irónica Hipermetropía. Canciones que por desgracia tendremos que retener de momento en su mayoría en nuestra precaria memoria ya que no están en formato físico de momento.

    Entre los invitados de la velada tenemos que destacar la “mujer que mejor canta del mundo”  , Aurora García, vocalista de Freedonia, el grupo madrileño que se consagró definitivamente el año pasado triunfando allá donde tocaron consiguiendo que cada concierto fuera una fiesta. La canción elegida para el dueto fue Carnaval.

    Para finalizar con la sección de anécdotas la trepidante versión de Gnarls Barkley de Crazy que interpretó también en My Festival de Heineken (cosa que funcionó bastante bien porque resultó muy bien parado de esa aventura también).

    Después de una rotunda primera parte los bises no defraudaron, al contrario, trajeron el tema que da título al álbum y una canción que hizo el fin de la velada algo especial. Consiguiendo que el público se sentara en el suelo, se arrancó con una rutilante versión a capella de un tema nuevo, Pedalear, acompañado de guitarra y algún arranque de la sección de vientos para acabar con la memorable Calle Sintonía.

    En resumen, un conciertazo que, por cierto, se repetirá el día 12 en Barcelona. ¡Para no perdérselo!










     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves