• Breves

    jueves, febrero 14, 2013

    Wáchina Wáchina Fest – Loco Club + Magazine Club + Wah Wah + Excuse me?- Valencia. – Downliners Sect – The Urges – Lulu y los caníbales – Los Surfúricos – Juanito Wau one mouth band– Tumba Swing - 9/feb/2013.

    Wáchina Wáchina Fest – Loco Club + Magazine Club + Wah Wah + Excuse me?- Valencia. – Downliners Sect – The Urges – Lulu y los caníbales – Los Surfúricos – Juanito Wau one mouth band– Tumba Swing - 9/feb/2013.

    El pasado sábado se celebró la segunda convocatoria del  Wáchina Wáchina Festival, una convocatoria organizada por Let’s Go Promociones en la que se prometían 24 horas de desmelene en diversas salas de Valencia y con un cartel que incluía grupos,  solistas y Dj’s locales, nacionales e internacionales con un denominador común: su devoción por los sonidos de finales de los cincuenta y los sesenta, una ecléctica mezcla de géneros que incluye  rock’n’roll, R&B, psychobilly, garage, beat

    En su primera edición, el Wáchina Wáchina ya apuntó alto  teniendo como plato fuerte a Los Salvajes que fueron el epílogo brillante de una serie de conciertos de bandas deSixties SoundUkelele Zombies, Los Glurps, Magic Dildoss y Midnight Shots. 
    Destacar que a pesar de la complejidad de un festival que se convoca en diversas salas y con un amplio cartel, la organización estuvo a la altura de las expectativas. Y también señalar la entusiasta respuesta del público. 

    Desde primeras horas de la mañana en el Loco Club, por la tarde en Magazine Club y por la noche en los conciertos finales de la Sala WahWah, la afluencia de wachineros y wachineras con ganas de aprovechar al máximo el festival fue digna de elogio. Magnífica respuesta del público para una convocatoria cocinada con mimo y rigor.

    CAPÍTULO I – Loco Club - Esqueletos Vs. Licántropos Vs. Caníbales
    Wáchina Wáchina: jornada en la que durante veinticuatro horas se convoca a las criaturas de la noche a practicar el baile y desmelene con sonidos de los sesenta. Noche de Valpurgis o de los muertos vivientes a golpe de fuzz y de farfisa. 

    Al mediodía, en los alrededores del Loco Club se congregaban decenas de wachineros que respondían a la convocatoria del festival. Parcas verdes de paracaidista, estrechas corbatas negras, chaquetas a cuadros, chupas de cuero, tatuajes, densas patillas y amplios flequillos, camisetas de rayas, pantalones pitillo, botines guardaban cola para iniciar la liturgia. Jorgezz Garage -Punk pinchando fue el encargado de hacer entrar en calor a los asistentes. Los Surfúricos tuvieron el honor de abrir el festival, grupo local que pese a contar con una media de edad que no sobrepasará los veinte años ofrecieron una excelente sesión de trash garage. 

    Xema, su cantante, agradecía a la organización su inclusión en el cartel y al público su asistencia a tan temprana hora, “que no son horas para un concierto”. Afirmación que enseguida fue rebatida por los más de dos centenares de entusiastas que se concentraron en la sala y disfrutaron del concierto de la joven banda. Con sólo una demo grabada, “Maldito Calamar”, el quinteto dio muestra de su soltura sobre el escenario a base de entrega y entusiasmo. Canciones que discurrían entre el garage más clásico y temas instrumentales en la mejor tradición surf compusieron un setlist que anunciaba un inmejorable comienzo de la jornada. La formación compuesta por Xema (cantante), Calamar (batería), Willy (guitarra), Pablo (bajo) y Luís (teclado), demostraron que son una banda a tener en cuenta en la escena sesentera valenciana.

    El telón cerrado sobre el escenario se descorrió descubriendo a Lucía, la cantante de Lulú y los caníbales tumbada sobre el escenario siendo devorada por un hombre lobo. Así dieron comienzo su actuación un grupo sorpresa cuyo concierto no estaba programado en el cartel del festival. Los cuatro miembros, salieron al escenario con camisas de cuadros e idénticas máscaras de hombre lobo. No dieron a conocer su identidad a pesar de que su garage punk fue una de las sorpresas de la jornada matinal. La fanpage del facebook del Festival Wáchina Wáchina ofrece un enlace a youtube con un vídeo con un fragmento de su actuación y aparecen con el nombre de Los Yabadabadus. En una línea que bebía más del rock’n’roll clásico con mixturas de  tradición punk,  la influencia de bandas como losRamones eran  evidentes. Cantante, guitarra, bajo y batería protagonizaron un corto y divertido show trufado de guiños a la iconografía del cine de serie B alternando aullidos con guitarrazos, temas propios en castellano y versiones en inglés.

    Para finalizar el primer tercio del festival, la esperada actuación del combo gallego Lulú y los caníbales. Banda de poderosa imagen con una carismática cantante, Lulú Flus Flus, el resto de los componentes son Dani Caníbal (guitarra), Manolo Almeida (teclado), Javi Pichi Caníbal (bajo) y Bitchthor (batería). Su mezcla de rockabilly, rock’n’roll, garage y surf interpretado con actitud punk consigue lo que pretende la banda: diversión sin más pretensiones y mucho sentido del humor en las letras. 




    CAPÍTULO II – Magazine club – Frankenstein Vs. El Hombre Lobo.
    Wachinero/a: dícese de la criatura de la noche que responde al conjuro y abandona su morada durante veinticuatro horas para dejarse llevar a ritmo de garage. Tiene múltiples manifestaciones: vampiros con parcas verdes y flequillo; licántropos de pobladas patillas y chupas de cuero; pálidas vampiresas morenas con flequillo recto y tatoos o zombies con camisetas de rayas y pantalones de pitillo.

    A las cinco de la tarde se convocaba la sesión del festival en el Magazine Club. Estaban programadas las actuaciones de Juanito Wau One Mouth Band, delirante proyecto en solitario del no menos delirante cantante de los Arrrgsss!!! Tumba Swing , alter ego de D. Rogelio J miembro de las formaciones valencianas Tracahombres y Aullido Atómico. Suspendida la actuación del primero afortunadamente pudimos verle junto a The Urges en la Wah Wah. Quedando aún mucha jornada por delante la gente se lo tomó con calma y así hasta pasadas las seis de la tarde no se empezó a llenar el local. Impresionante sesión la que ofrecieron los Dj’s que se apostaron tras los platos: los locales Sr. Patilla & Miss Taboo y Alex BigVoxxMan. Durante más de tres horas se sucedieron temazo tras temazo para hacer que la invitación al desmelene que incluía el cartel del festival pasase de ser una mera promesa a una realidad tangible. Después de una sesión así más de uno habríamos vendido nuestra alma al diablo por poder modificar nuestra partida de nacimiento a 1950. 

    Sentado tras un sencillo set de batería compuesto de bombo, caja y charles y esgrimiendo una guitarra eléctrica y otra acústica ambas al límite de la distorsión, D. Rogelio J. ofreció un set largo  e intenso que en momentos bordeó el puro delirio. Tumba Swing, cuyo álbum de debut tiene el inspirado título de “Sólo y mal acompañado” bebe las esencias del rythm & blues más primario, del rock’n’roll más atávico y del gusto por el fuzztone del garage. El dibujante de comics y diseñador de tatuajes esbozó una actuación plena de honestidad y  convencimiento que logró transmitir al público que literalmente le rodeaba. Admirable su dominio del ritmo, accionando bombo y caja con pedales mientras toca la guitarra y silba o canta con su voz desgarrada que en algunos instantes erizaba el vello de puro irreal.


    CAPÍTULO III – Sala Wah Wah – Zombies vs. Mummies
    Wachinear: acción o efecto de asistir a una de las entregas del Wáchina Wáchina.Sinónimo de desmelene.

    Al igual que en su primera entrega, WahWah fue la sala escogida para los conciertos de la sesión de noche. Como colofón de un festival con un más que brillante cartel, el epílogo iba a estar protagonizado por las dos bandas estrella: los irlandeses The Urges y los británicosDowliners Sect. Dos bandas con una diferencia cronológica entre ellas de más de cuatro décadas pero que son genuinas representantes del Sixties Sound. Si Downliners Sect protagonizaron el periodo fundacional del garage (1965-68) junto a bandas como The Yardbirds oThe Pretty ThingsThe Urges eran considerados los compositores del mejor disco este género de la década pasada, el magnífico“Psycho Ward” (Wicked Cool Records, 2008).


    Formados en 2003 en Dublín, The Urges practican un garage de aspiraciones lisérgicas, lejano heredero del que se practicaba a finales de los sesenta que fue transición hacia la psicodelia. Compuesta por Jim Walters (voz), Ross McGee (bajo), Ken Mooney (batería), Peter Smith (guitarra) y Thomas Darcy (teclados), a pesar de la década de existencia la formación sólo acumula dos referencias discográficas además del ya citado “Psycho Ward”,  los EPs  “Around & around again” (2005) y “Fire burning” (2012) que constituyeron el repertorio de la banda. Con buen sonido y una actitud de entrega sobre el escenario, los irlandeses colmaron lo que el público esperaba de ellos. Canciones moldeadas a golpe de fuzz, con el envolvente y característico sonido de un Farfisa y sustentadas por una sección rítmica, bajo y batería, que imprimían contundencia al conjunto.

    Para cerrar esta segunda entrega del Wáchina Wáchina, los organizadores tiraron de unos clásicos del género (más que clásicos creadores de éste). Los Downliners Sect celebraban su medio siglo de existencia y la única actuación en nuestro país era en el marco del festival. Don Craine (voz), Keith Grant (bajo), Del Dwyer (guitarra), John O'Leary Mark Freeman (batería) demostraron sobre el escenario del WahWah que si bien los años no pasan en balde, el que tuvo retuvo. Muchos de los asistentes sonreían emocionados cuando salió Don Craine, alter ego de Mick O’Donell luciendo la misma gorra de Sherlock Holmes que lucía en la portada de su primer lp,“The Sect” (1964). 


    Autentica banda de culto con una extensa y a la vez discontinua trayectoria  siguen fieles al rythm & blues que practican desde hace ya cinco décadas. Aproximándose a los setenta años de media de edad, la formación ofreció un concierto que en general gustó y no decepcionó, tratándose de una oportunidad histórica de escuchar al combo británico interpretando versiones propias y ajenas de añejo r&b. 

    El festival no finalizaba con la actuación de los históricos Downliners Sect sobre el escenario del Wah Wah. Tras el set de los Dj's El Tigre de Malasia y Doc Manu,  Wachineros y wachineras con ganas de seguir bailando tenían la oportunidad de hacerlo en el Excuse me? hasta que la luz del sol recordara a las criaturas de la noche que debían volver a sus oscuras moradas hasta la próxima convocatoria. La tercera entrega.









    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves