• Breves

    miércoles, junio 12, 2013

    Hans Zimmer - El Hombre de Acero. Varèse Sarabande, 2013.

    Hans Zimmer - El Hombre de Acero. Varèse Sarabande, 2013.

    ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¿Es Braceli otra vez? ¿Un suicida en leotardos quizás? Pues no, sigue siendo Superman. ¿Otra vez?, preguntaréis. Pues sí amigos, parece que sí. Tengo que buscarme el espíritu de la originalidad perdido. Seguramente andará por el mismo sitio que el de Hollywood.

    En el ámbito superheroico de DC parece que los estandartes de la casa siempre van a gozar de la mejor música. Los Batman de Elfman (aquí uno), los del mismo Zimmer junto con Newton-Howard (aquí) así como en solitario (aquí); el insuperable Superman de Williams (aquí), el de Ottman (aquí) y ahora nuevamente Hans Zimmer aquí ... No, no pinchéis en el aquí. Digo que aquí, aquí, en este artículo.

    Llevo un par de días escuchando el disco (la edición Deluxe) y, francamente, me gusta mucho. (Ya me había conquistado el tema utilizado en el segundo trailer) Primero me gusta porque afortunadamente el compositor ha conseguido aportarle una identidad propia, tanto con respecto a la de Williams como a sus trabajos con El Caballero Oscuro. Segundo porque por una vez en los últimos años no abusa exageradamente de los sonidos electrónicos y nos regala un score más melódico, (dentro de lo que cabe tratándose de él, porque su estilo no cambia), con un aire de grandeza digno del último hijo de Krypton.

    Como suele ser habitual el trabajo viene diferenciado con una base para el héroe y otra para el villano, (no parece haber rastro de tema romántico). La percusión y el piano tienen gran protagonismo a lo largo del trabajo.

    Look to the Stars nos muestra un primer y ligero vistazo al estilo que tendrá, sobre todo, el sonido elegido para Superman. Como curiosidad me ha hecho gracia sobre el 1:45, cuando una voz femenina parece recitar las vocales en español. Y digo en español porque fonéticamente no serían en inglés.

    En Oil Rig el ritmo de los tambores se hace dueño de la pieza con contundencia desde prácticamente el principio. Una pieza corta pero con fuerza.

    DNA comienza con un sonido sintetizado y tranquilo, pero en breve se transforma en una pieza veloz a base de graves sonidos de cuerda, que va variando según avanza.

    Goodbye My Son es en esencia una nana. Un tema triste que nos deja entrever parte del sonido de Superman, de nuevo con la voz femenina "recitando las vocales".

    If You Love These People sorprende con un tema ligeramente ascendente con coro de fondo, incluyendo guitarra eléctrica, batería y varias sintetizaciones.

    En Krypton´s Last volvemos a encontrar una pieza triste con un solo de violín que se transforma hacia el final en parte del tema para el villano, con la percusión por bandera.

    También en Tornado volvemos a encontrarnos con un sonido de cuerdas grave, al igual que los violines y la percusión. Hacia el final hace acto de presencia el piano, acercándonos ligeramente al sonido que definirá a Clark Kent/Superman.

    This is Clark Kent, como su nombre indica, es el sonido del protagonista. El piano es el instrumento estrella, acompañado de un suave sonido sintetizado. Hacia el 2:24 el piano cambia el tono a algo más grave y de fondo la percusión le va a la par. Ese último tramo es un pequeño vistazo a lo que será Flight, que por su nombre y su sonido, evoca al paso de Clark Kent a Superman mediante el vuelo. El piano aquí se ve sustituído por sintetizadores y la percusión de batería volverá a aparecer. En el minuto 2:01 regresará el suave piano y el arullo de una voz femenina, que darán paso a una escalada grandiosa de la música hasta el final. Ya desarrollado el sonido del Kryptoniano, con What Are You Going to Do When You Are Not Saving the World tenemos todos los elementos para el que creo que podría considerarse el tema o sonido central de Superman para esta versión. Cualquier descripción de ella no le haría justicia, es sin duda una de mis piezas preferidas desde el primer momento que la escuché.

    Terraforming es una de las piezas más largas del disco. Lleno de una épica maligna, (inventándome estilos así, sin vergüenza), contiene el estilo habitual del compositor, en ciertos puntos recuerda otros trabajos suyos, pero no deja de ser genial.

    La contrapartida del héroe también tiene sus piezas. El General Zod viene totalmente identificado en trabajos como I Will Find Him o Arcade. Comparte la percusión de prácticamente todo el disco, pero por supuesto es un sonido mucho más presente, así como los sonidos sintetizados y los graves, que ganan más protagonismo para el villano.

    Hay 24 temas contando Man of Steel (Hans' Original Sketchbook) como uno, porque en realidad son varios en la misma pista, y podría estarme el resto del día hablando de él. Pero llevando poco escuchándolo y con los ya mencionados, creo que hay una idea general de lo que podéis encontrar.

    Definitivamente a mi parecer se puede considerar uno de los mejores trabajos de Zimmer y el disco lo recomiendo completamente.

    Para terminar del todo os dejo el tercer trailer. ¿Que por qué un trailer? Pues porque aún no hay montajes con las imágenes de la película y su música, lógicamente. Y porque los mismos contienen score original de la película, costumbre perdida desde hace muchos años en Hollywood que se agradece hayan recuperado por una vez. Por supuesto, a aquellos alquímicos/as que no quieran ver nada de la película antes de su estreno, no os recomiendo el visionado.

    El trailer en cuestión contiene una versión reducida de What Are You Going to Do When You Are Not Saving the World, que durante todo este tiempo hasta la salida del disco fue conocido en las redes como "An Ideal of Hope".

    Un saludo desde las alturas. Nos veremos la próxima semana ya con los pies en el suelo.

    1 comentario:

    1. Buen análisis, compañero!
      Lo cierto es que no paro de escuchar esta banda sonora, y cuanto más la escucho más me gusta :-)

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves