• Breves

    sábado, abril 12, 2014

    Gramolafest IV. Loco Club (Valencia). 3, 4 y 5 de abril

    Gramolafest IV. Loco Club (Valencia). 3, 4 y 5 de abril 

    El fin de semana pasado tuvo lugar el Gramolafest IV, festival organizado por la web musical La Gramola de Keith. Tres días donde la música local tomó el protagonismo, y donde ocho bandas dejaron el pabellón de la escena valenciana bien alto. La primera jornada invadió el Deluxe Pop Club de un ambiente íntimo que nos permitió disfrutar de las propuestas de Le Garçon Rêvé y Crow Jane. Detrás de los primeros se esconden John Alexander y Diego Summo de la extinta banda Megaphone Ou La Mort, que en esta ocasión estuvieron arropados por Luis Alcober (Lauda) en los teclados. Sonaron los temas que estarán en su primer larga duración que andan ultimando, y que estará producido por Sergio Devece. Un duelo de guitarras que dispararon melodías que arañaron nuestras vestimentas sentimentales y nos despojaron hacia un mundo de tinieblas cantado por la elegante y sensual de John. Una puesta en escena que se vio realzada gracias a la interpretación que da John a la hora de cantar sus canciones.



    Crow Jane tomaron el relevo. Tras solucionar los problemas de sonido que se dieron al comienzo de la actuación, hicieron sonar los cortes de su primer trabajo "Contradiction" y nos adelantaron, como vienen haciendo en sus conciertos, un nuevo tema. El reto de la banda era desenvolver su obra en un formato acústico, y la prueba quedo superada, ofreciendo un directo limpio, emotivo y casi perfecto. Una banda que en sus conciertos fija su atención en la calidad de su sonido, y que asume cómo poder mejorar a cada momento, solo puede encaminarse en una línea progresiva. De este modo van sumando puntos en cada directo.



    Noche floja en cuanto a público se refiere pero perfecta para aquellos que sacrificaron horas de sueño para no perderse la primera cita preparada por La Gramola de Keith

    El viernes el Loco Club acogió cuatro bandas; comenzando la actuación de Johnny B. Zero a la hora prevista, con puntualidad máxima. Una noche cogida por los tiempos marcados para cada formación que transcurrió de forma rápida. Juanma Pastor y su banda (Gypsy Casino), demostraron que una vez que suben a un escenario están dispuestos a arrasar y a ganarse al público. Sus tablas son más que suficientes, tanto a nivel de calidad musical como a nivel de puesta en escena. Esta panda de músicos no deja indiferente, y a golpe de rock and roll con personalidad propia nos deja temas que beben de nombres como The Beatles, Jimi Hendrix o The Black Keys. Johnny B. Zero acaba de grabar su nuevo disco en Music Rooms, producido por Carlos Ortigosa, y esperamos que vea la luz pronto. 


    A continuación llegaba el turno de We Used To Pray, banda con rasgo diferenciador dentro de lo que estamos acostumbrados en la ciudad del Turia. "Loud Intertitles" fue presentado sobre el escenario del Loco Club con una propuesta audiovisual sorprendente y con una cuidada puesta en escena, fueron capaces de crear un directo cargado de belleza. Sobre las cabezas de Joecar Hanna (voces y sintetizadores), Dave Doubtfire (guitarra y voces), Charlie Cano (teclados) y Tom Jackson (bajo), se dispuso una pantalla que proyectaba imágenes de los músicos sincronizando en algunos momentos las partes cantadas de las canciones de forma precisa; a su vez, Phillip Thompson (bateria), recibió la iluminación justa para su posición, creando un efecto sugerente. We Used To Pray nos regalaron también una versión de The National "I Need My Girl", una dulce revisión tocada con el acento personal de una banda que proyecta su futuro al exterior. 


    Gatomidi siguen presentando su último trabajo "Enclosed Spaces", grabado por Carlos Ortigosa en los estudios Music Rooms. A cada directo suenan más compactos, y la contundencia de su base rítmica se ha visto reforzada por la reciente incorporación Julian Dorado, el cuál la dota de una fuerte personalidad. Un gran acierto incluir en sus filas a uno de los mejores bateristas de Valencia. De técnica precisa pero con sentimiento en su ejecución, este joven deja huella en el sonido de cada banda de las que ha formado parte. En el primer frente Nolasco y Jimena cierran un tridente mastodóntico que nos dejó con uno de los mejores directos del festival. El sonido de la guitarra y bajo marcaron el detonante de la noche con un duelo desagarrador cargado de ruidismo. Para más inri, su puesta en escena fue impecable. En esta ocasión, pudimos disfrutar de una Jimena desenfrenada que en movimientos espasmódicos se mantuvo durante casi toda la actuación, así da gusto ver defendida la música por el sector femenino. Por su parte, Nolasco, como siempre fue el alma mater de su directo atronador.


    El cierre se dio con la corta pero intensa actuación de La Muñeca de Sal. Sergi Calvo (viola de roda y teclados), Roberto Timón (Batería), Juan Luis Salmerón (guitarra), Jose Juan López (guitarra), Nacho Nácher (teclados) y Sergio Devece (bajo), subieron para ofrecernos el directo más intenso de la velada. La contundencia de la batería, el ruidismo y la velocidad de las guitarras, la brutal personalidad del bajo, los múltiples efectos creados por el mago del ruido y el sonido peculiar de la viola, se unieron para desarrollar algunas de las composiciones instrumentales del amplio repertorio de La Muñeca de Sal.

    Primera jornada eléctrica superada con éxito que amenizó musicalmente en los platos Limousine Dj


    Una buena dosis de rock de alto voltaje es lo que nos deparó la última jornada con las actuaciones de Mad Robot y Carolina Otero & The Someone Elses. Una sala casi llena que hervía expectante y cuyo público mantuvo una sinergia con las bandas durante todas las actuaciones. Mad Robot supieron defender su primer trabajo "Blacklisted" con fuerza y una buena puesta en escena. Su primer directo en eléctrico nos mostró a una banda compacta y contundente.



    Carolina Otero hizo doblete al haber entrado en sus filas como guitarrista, una prueba de fuego que superó con creces. En su segunda ronda estuvo acompañada de su banda, y algunas canciones se reforzaron con la guitarra de Mike Grau. El directo de Carolina Otero & The Someone Elses pasó como una apisonadora sonora, un cierre del Gramolafest sobresaliente.


    Desde estas líneas agradecemos la labor de La Gramola de Keith por ofrecernos un año mas un festival exclusivo para la música local.

    Más Info: 

    La Gramola de Keith

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves