• Breves

    miércoles, enero 14, 2015

    Sleater-Kinney – No Cities To Love. SubPop, 2015

    Las reinas del riot grrrl vuelven a publicar un corrosivo trabajo lleno de furia 

    La sorpresa dejó de ser tanta cuando SubPop decidió reeditar la discografía de la formación de Olympia. Una caja que más allá del marketing y de convertirse en el tesoro de sus aguerridos fans, pronosticaba que algo podría estar por venir. Y esa punzada llega con “No Cities to Love”, el 8º trabajo de estudio de Sleater-Kinney. ¿Una vuelta forzada? ¿Un anquilosamiento en los esquemas del riot de los ’90?... Nos hemos adentrado en todas las dudas que podrían generar las suspicacias para concluir que Sleater-Kinney llegan más cargadas de rabia que nunca y con una energía que incluso se había disipado en alguno de sus álbumes anteriores. Se editará el próximo 20 de enero, pero ya puede escucharse vía streaming

    Carrie Brownstein (voz, guitarra), Corin Tucker (guitarra, voz) y Janet Weiss (batería) sobrevivieron al movimiento riot grrrl. Lejos de acabar desapareciendo del colectivo sonoro de los noventa, no solo siguieron defendiendo su propuesta desde los escenarios, sino que supieron dar el paso de la separación cuando fue necesario. Weiss y Browstein continuaron compartiendo escenarios en White Flag y Tucker (que ya había militado en Heavens to Betsy anteriormente y en paralelo a Sleater-Kinney con Cadallaca) emprendió un proyecto en solitario. En 2013 Janet Weiss se convertía en una de los tres protagonistas de ese “Drumgam” (que os reseñamos aquí mismo), 39 minutos de batería a 6 baquetas (junto con Zach Hill y Mat Cameron). Tras estos proyectos, las tres grrrl vuelven a dar vida a Sleater-Kinney en 10 temas que se despliegan en algo más de media hora de vértigo. 

    Un octavo disco que llega 10 años después de “The Woods” y con el que se reinventan sin ese halo nostálgico que podría provocar su vuelta. Tanta vuelta que incluso en “Hey Darling” lo evidencian: “…You want to know where I’ve been for such a long time…”. Fuera esos escollos emocionales y con toda la intención de hacerse notar a base de temas bien construidos, con la energía que desprendía en sus primeros trabajos pero también con esa visión madura y conocedora de la industrial musical. ¿Qué aportaría la vuelta de las Slater-Kinney?: la contundencia y la autodeterminación de un sonido auténtico y sin edulcorar. Ya se echaba de menos esa actitud riot. 

    “Price Tag” es el primer disparo que llega desde “No Cities to Love”. Son necesarios solo 8 segundos para percibir la solidez de la banda. Desde ese grito en contra de la hegemonía capitalista en la que Weiss suena como nunca a la batería. De cómo el punk puede refinarse sin perder su esencia: temas cortos y letales. Ritmos bien confeccionados que también se extienden en “Fangless” y en los que Brownstein cede estribillo a Tucker en versos como “…You were born in a shout but you will die in a silent skull”

    El globo sonda que la banda lanzó para dejar claro que iban a volver fue “Surface Envy”, tema que encarna a la perfección la máxima de este trabajo: estribillos incendiarios y cargados de intensidad como: “…we win, we lose, only together do we break the rules…”. Es indiscutible la importancia que Sleater-Kinney tienen como formación punk y las ganas de volver a romper esas de nuevo. 

    “No Cities to Love”, el tema que da nombre al disco, no queda desprovisto de la crítica en la que Sleater-Kinney siempre se han sumergido. “A new wave”, “No Anthems”, “Gimme love”… temas que afilan la composición y que dejan pedradas como “…I am raw material, make me plastic, make me fuel..”. Un compendio que llegará a “Fade”, tema que cierra un trabajo brillante, sin altibajos, sin forzar lo que implicaba su regreso simplemente volviendo a la esencia. 

    Miranda July, la artista multimedia (salió victoriosa de Cannes con “Tú, yo y todos los demás”), es la protagonista del videoclip “Bury our friends” que os dejamos para que terminéis de digerir, aunque de momento solo sea en modo streaming, un brillante disco que insufla mala leche, energía y ganas de cambiar el presente. Sleater-Kinney han vuelto germinando el espíritu riot grrrl (que ya olía a naftalina y a remember) y lo han convertido en el leit motiv de este “No Cities to Love” a golpe de contundencia y autodeterminación.

       
    Sleater-Kinney: “Bury our friends” (2014) 

    Tracklist: 
    01. Price Tag 
    02. Fangless 
    03. Surface Envy 
    04. No cities to love 
    05. A new wave 
    06. No anthems 
    07. Gimme love 
    08. Bury our friends 
    09. Hey darling 
    10. Fade 

    Próximos conciertos Sleater-Kinney en Europa: 
    18 Marzo – Berlín (Postbanhof) 
    19 Marzo – Amsterdam (Paradiso) 
    20 Marzo – París (Cigale)
    21 Marzo – Antwerp (Trix Club) 
    23 Marzo – Londres (Roundhouse) 
    24 Marzo – Manchester (Albert Hall) 
    25 Marzo – Glasgow (O2 Abc) 
    26 Marzo – Dublín (Vicar Street) 

    Más info: 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves