• Breves

    jueves, octubre 22, 2015

    Furia Trinidad - Festival Eutopía (Sala Hangar) - 20/10/2015



    Córdoba acoge entre los días 16 y 23 de octubre del 2015 una nueva edición del Festival de la Creación Joven Eutopía. Esta es una edición especial puesto que el festival cumple 10 años y lo hace volviendo a poner de manifiesto la apuesta de la Junta de Andalucía por mostrar y promover la creación más joven.
    Desde el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), organismo impulsor de Eutopía, la promoción y difusión de la joven creación andaluza es una seña de identidad como lo ha venido poniendo de manifiesto en los últimos años el trabajo realizado a través del Programa Desencaja. Una iniciativa conformada por catorce certámenes que caminan de la mano de algunos de los eventos más destacados de la agenda cultural andaluza como son la Bienal de Flamenco (en Sevilla), el festival de música independiente Monkey Week (el Puerto de Santa María) o el Festival del Teatro en el Sur, (Palma del Río).
    Este martes hemos podido asistir al concierto de Furia Trinidad en la Sala Hangar de Córdoba. A pesar de que el evento estaba programado para un martes la sala se llenó completamente. Era normal, puesto que el grupo lo merecía.
    Para los que todavía no los conozcan, Furia Trinidad es un cuarteto Portuense que nació en 2013 de la mano de sus dos vocalistas y guistarras Goli Supersummer y Nur Wong y su bajista Nelo Escortell. Su obra maestra, la cual tuvimos la oportunidad de disfrutar con emoción es “Phenomenal Western Rock Combo” por la cual ya han recogido varios premios. 
    Lejos de querer encasillar a estos tres chicos como western - rock, folk o country con una mezcla de rock psicodélico se debe de hablar de el ambiente que crearon a través de sus canciones. No dejaron de tocar temazos como "Road Old Road", "I’m a Man", "Shake it", "Money" o "PushLoop (golpe al equilibirsta)" con los que el público se enfurecía y sacaba toda su fuerza y sus garras
    Goli fue toda una bestia en el escenario. Él creaba el caos, lo alimentaba a través de su garganta rajada y voz quebrada y luego lo terminaba asesinando en el escenario. Estuvo en todo momento alimentando al público con su talento y haciéndolos partícipes de su espectáculo; incluso cogió el micro y se lanzó a cantar y bailar en mitad el público. Casi al final del concierto también entregó su guitarra para que los de la primera fila pudiesen unirse a él y tocarla. Tomando una buena frase del lenguaje coloquial podríamos decir que "la lió parda". 
    Por el contrario, teníamos a Nur. Esta chica era el contrapunto del grupo. En los primeros comienzos era la que le daba la nota dulce y la calma y perfección al repertorio. Sin embargo, el martes demostró ser una fiera en el escenario, tocando de forma descomunal. Podemos catalogarla como la parte más malvada y sensual de todo el concierto
    Por supuesto no puede quedarse atrás el bueno de Nelo Escorell. Aparte de su gran talento como bajista y su empatía con el público si hay algo que transmitía era complicidad. Él es la unión, la persona que cierra el grupo y lo hace único. Su forma tan artística de tocar, siempre mostrando una sonrisa para todos y sintiendo la pasión de las canciones es lo que hace de él un gran músico. Por supuesto, Furia Trinidad es solo uno de los grupos de los cuales forma parte esta joven promesa del rock e indie español (o lo que se le ponga por delante). 
    ¿y qué sería de los directos sin un buen batería? El que lleva el ritmo, el que está detrás pero es el principal aliciente para la música, el que le da el toque duro a los temas y el que, ¿por qué no? Hace más ruido que nadie, ese era Enrie Mcgoma, un miembro imprescindible para que el concierto se convirtiese en "conciertazo feroz". 
    Estos chicos nos hicieron bailar, enfadarnos, gritar y soltar toda la rabia que teníamos acumulada. El público era el desierto y Furia Trinidad entró en nosotros y nos llevó a su terreno a través de sus canciones y su show. Al final Goli acabó simulando el ahorcamiento Nelo con una corbata, entre luces despampanantes y saturaciones de guitarra. Los cuatro se comportaron como unos locos salvajes y, por supuesto, dieron mucha caña al público
    Si hay que ponerle un pequeño punto negro al evento fue la falta de bises y su brevedad. Nos dejaron con las ganas de más pero prometieron que iban a volver pronto. Esperamos que así sea, los esperamos enFUREcidos.

    FOTOS


























































    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves