Sombra de Lobo- "Adelante en espiral" (Autoeditado, 2017) - Alquimia Sonora

Breves

Post Top Ad

jueves, agosto 16, 2018

Sombra de Lobo- "Adelante en espiral" (Autoeditado, 2017)



Tras el nombre de Sombra Negra está el valenciano Nuño Negro; un proyecto personal dónde el mismo compone todas las canciones y toca todos los instrumentos. Un ejemplo singular dentro de la escena punk del panorama nacional que ha valido la pena descubrir entre la inmensidad de propuestas musicales que tenemos al alcance en la red.

Sin duda con virtud y acierto desde producciones sombra abren el camino de conseguir difusión para un proyecto que no está respaldado por nadie y que sigue la filosofía DIY cien por cien. “Adelante en espiral” salió a la luz el año pasado, sigue a una primera demo del año 2015 “Erostismo y destrucción”, a un primer LP “Otra alquimia” del 2016 y una cassete “Fiebre subterránea” también del año pasado. Durante estos años ha ido produciendo sus canciones en plan casero o en el estudio con los pocos medios que tenía a su alcance pero el paso del tiempo le ha permitido acceder a más medios, ejercer libremente la experimentación e ir puliendo su esencia a algo con más cuerpo que goce de mayor personalidad y suene con calidad. 

“Adelante en espiral” sigue sonando sucio pero con presencia; sus cortes nos sumergen en espirales y laberintos que conducen nuestras vísceras y almas a través un escenario underground que perturba en una descarga potente de adrenalina. Aunque también hay espacio para cortes más atemperados que resultan un tanto pesarosos como “Que arda el camino”. El disco se abre con ritmos medievales con “Un giro de situación” cambiando a mitad canción a un ritmo más acelerado y un sonido más primitivo en lo que sentimos como una declaración de intenciones de lo que quieres expresar con su música; la honestidad y poner a cada uno en su lugar.  Nos confiesa que “Sí es una declaración, un alegato y una crítica a las actitudes conservadoras de algunos punks”. 

Sus letras parten mayormente de experiencias reales de las que a partir de ellas divaga un poco y critica las acciones de las personas egoístas que afectan de forma negativa a su alrededor. La suciedad de la que os hablamos antes se vuelve aún más árida y cavernosa en “Línea de calamidad” en una línea  de grupos punk de los ochenta y con una robusta presencia del mundo callejero y underground de la urbe, subterfugios que se repetirán a lo largo de todo su minutaje. Sombra de Lobo la sitúa en grupos como Danzing (como en la “Caricia que meta”) y hace referencia a alguna pincelada de psicodelia. 

En una versión más acelerada, urgente y directa se presenta “Soy ingrávido”; con una letra aparentemente ambigua de perdida  del control, drogas, religión, amor, banalidades, desesperación y a la vez, esperanza. Es puro caos, que es en esencia, junto al deseo, el sexo y la política, los temas que más suele tratar. “Que arda el camino” se atempera pero sigue manteniendo esas pesadez del metal con un desarrollo compositivo que encontramos más que acertado y con un equilibro bastante perfecto, además que nos evoca al post-punk o a ese indie español que nos ha ido nombrado para hablar de sus referencias: "Me inspire en lo que dices, todo un batiburrillo de influencias, es muy heavy pero a la vez es indie o incluso pop; pero a lo mejor no es nada de eso. No sé. Entiendo la letra como el preludio de un desastre, de un genocidio y de una masacre. Es algo que se ve a diario en este planeta. Poderosos insensibles roban a lo que ya no pueden ser más miserables, pero que son inequívocamente más dignos y respetables”. 

Incluye un tema en catalán “Va arribar de fora” también urgente y con actitud hardcore en el plano vocal podría ser un mensaje sobre la inmigración; encierra que lo que viene de fuera nos enriquece y que las reacciones de los de dentro con tintes xenófobos, son la perdición y nos destruirán. Aquí lo afirma con rotundidad: “Cantarla en catalán me pareció la mejor idea”. Igual de reaccionaria nos supone “Imperceptible ser” con el punk a máxima revolución en la que nos planta a un tipo fracasado que se calla cuando le intimidan y que evita así los conflictos, subyugándose por voluntades más fuertes que la suya hasta acabar siendo invisible para los demás. 

El corte que cierra el disco “Son desiertos” va del pasado y el daño de los recuerdos que otra persona te evoca y que no deseas tener. Es una canción que tiene mucho fuerza a la vez que es algo melancólica. 

Este trabajo nos sorprende por el resultado que tiene a pesar de ser una producción totalmente casera y haber sido creado sobre la marcha más que responder a un planteamiento muy premeditado. La verdad es que el resultado es positivo; valoramos ese juego de experimentación que implica dejarse muchas horas por el camino y que responde a esa honestidad que le caracteriza. “Adelante en la espiral” se ha sacado en una edición en vinilo de doscientas copias diseñado por el mismo y con las fotografías de Laura Beceëne.

Más Info: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte tu opinión!

Esperamos tu comentario