• Breves

    lunes, noviembre 14, 2011

    John Williams – Las Aventuras de Tintín. ESDU. Varése Sarabande, 2011

    John Williams – Las Aventuras de Tintín. El Secreto Del Unicornio.
    Varése Sarabande, 2011


    Tras muchos ruegos, proposiciones indecentes y cartas de amenazas, aquí me tenéis una vez más. ¿Qué? Ah, vale, ¿que las cartas amenazantes eran para que no volviese? Fallo mío entonces, qué le vamos a hacer. Me puede cuando se une tanta gente a una petición popular. No hombre, no, el señor de la barba ese trajeado de la tele no me ha pedido personalmente que escriba. Está demasiado ocupado en debates super dialécticos y profundos de “Y tú más” con el otro señor de barba. Por lo visto se pelean para ver quién es el que termina de hundir el país del todo sacando mayor tajada. De cultura no quieren saber nada (ni de otras cosas tampoco, ya puestos, a menos que se beneficien). En fin, vayamos a lo que toca, que me he desviado.

    Desde la banda sonora para la última parod… digoo, entrega de Indiana Jones en 2008, el señor Williams no había compuesto nada. Este año, sin embargo, nos trae dos nuevas composiciones: Caballo de Batalla (War Horse) y Las Aventuras de Tintín. El Secreto del Unicornio (The Adventures of Tintin. The Secret of the Unicorn).

    En este caso que nos ocupa, debido a que es una novedad bastante reciente y a que me parece un trabajo digamos que “flojo”, pues no notaréis el entusiasmo acostumbrado. Sin embargo mi intención es hablar, al menos de vez en cuando, de novedades también. Por si mi único fan está interesado, que ya se sabe cómo son de exigentes cuando no tienen competencia.

    John Williams nos trae un score que bien podemos decir que hemos escuchado millones de veces. Sí, es nuevo, pero a la vez se parece mucho a otros tantos trabajos del autor.

    La principal referencia que me vino a la mente escuchándolo fue Indiana Jones. No en vano, quienes han visto la película ya, comentan que el estilo de la misma es muy parecido al del famoso arqueólogo. Y yo me lo creo, porque escuchando la música enseguida el cerebro identifica el parecido.

    Esto no convierte la obra del compositor en algo malo, sencillamente en uno del montón, que no destaca especialmente ni aporta nada nuevo. El maestro tiene a sus espaldas grandes obras, así que tiene derecho a “no esforzarse” alguna vez. Aunque tras estos años inactivo defrauda un poco. Aún tengo que escuchar el otro trabajo del año para comprobar si guardó el mayor esfuerzo para esa película de Spielberg, que claramente está orientada a optar por los Óscars.

    Y ahora me gustaría hacer un pequeño inciso sobre un tema que siempre me ha hecho gracia:

    Hay mucha gente que critica bastante a ciertos compositores, como por ejemplo Hans Zimmer o James Horner. Ellos suelen ser bastante comerciales, pero no sólo por ello se les critica, a pesar de tener también obras de lujo.

    Se les echa en cara, incluso con enfado, que reciclen sonidos y composiciones propias de un trabajo a otro, haciendo que se parezcan entre sí. Luego esas mismas personas alaban a Williams, James Newton Howard y otros tantos. Estos son grandes profesionales, nadie lo duda, pero hacen exactamente lo mismo. Por eso nos suelen bastar unos acordes para reconocer de inmediato a quién pertenece tal o cual pieza. Eso se llama estilo propio, aunque es algo que no es real, puesto que todos han aprendido de otros compositores y se han visto influenciados por ellos.

    Del mismo John Williams podríamos coger el tema principal de Star Wars, Superman e Indiana Jones y fusionarlos en un popurrí sin que se notase mucho el cambio. ¿Desmerece eso su labor? Yo creo que no. Es por esto que no entiendo estás comparaciones y desprecios hacia unos compositores frente a otros por algo que hacen todos en mayor o menor medida. Es lógico que unos puedan gustar más y otros menos, ahí ya entran los gustos de cada cual, pero eso es algo subjetivo y no se puede intentar justificar con algo supuestamente objetivo, que resulta ser totalmente ilógico.

    En fin, volvamos a Tintín.

    Como comentaba, el nuevo trabajo del compositor recuerda a otros de su dilatada carrera. Así pues, veamos algunos de los temas del disco para confirmar (o desmentir si a alguien no se lo parece), mis afirmaciones. Por supuesto nuestro conocido y encargado de las quejas, Kevin Costner de Jesús, estará encantado de atender a todo aquel que me lleve la contraria. Porque en Alquimia nos preocupamos de que haya siempre opiniones variadas y el mismo Kevin es un virtuoso de la igualdad. Lo mismo le da atenderos con la mano derecha que con la izquierda, con un pie o el otro; incluso no tiene reparos en mostraros de cerca el último tatuaje que le hicieron en la frente. Qué gran tipo y que gran fichaje tenemos.

    Curiosamente el tema central no concuerda mucho con el estilo habitual de Williams para las pelis de aventuras. The adventures of Tintin suena más como el tema principal de Atrápame si puedes (Catch me if you can).

    Snowy's Theme tiene cierto aire a Harry Potter, creo que concretamente a algún tema de la tercera parte si no me falla la memoria, aunque ahora mismo no sabría deciros a cuál exactamente.

    The pursuit of the Falcon tiene también toques del niño mago al principio y, a partir del minuto y quince segundos, cambia a Star Wars. En el minuto 2:02 tiene un acorde muy usado en Indiana Jones y a partir de entonces recuerda más a éste último.

    También Sir Francis and the Unicorn posee toques que recuerdan a Potter y Star Wars.

    En Escape from the Karaboudjan se nota ese estilo aventurero del que hablaba, bastante cercano al del arqueólogo, aunque siempre se pueden identificar otros acordes que recuerden a composiciones ya mencionadas.

    Podría continuar con más temas del disco, pero ya sería repetirme demasiado, puesto que básicamente estos temas se perpetuan en otras pistas del mismo.

    En resumen, no es una mala banda sonora. Está en la línea habitual del autor y seguramente acompañará a las imágenes del film con soltura. No obstante resulta más repetitivo de lo habitual y no muy inspirado, a tenor de los muchos parecidos con anteriores trabajos.

    Alquímicos y aventureros saludos de cine.

    1 comentario:

    1. Estoy de acuerdo, es mas, el inicio de la pelicula tambien recuerda a Atrápame si puedes, pero me parece que el soundtrack completo de la pelicula es original

      ResponderEliminar

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves