• Breves

    martes, mayo 21, 2013

    Entrevista a Inra: "No nos consideramos especiales, nos ocurre lo mismo que a todo el mundo"


    Siempre decimos lo mismo, pero es un hecho científica y musicalmente comprobado: no hay como ver y escuchar a unos músicos a unos cuantos centímetros de tu oreja para constatar o desmentir si las esperanzas que depositaste en ellos estaban justificadas o no. De los auriculares y la descarga digital rutinaria se pasa a la copia física e ilustrada, y de ahí a los kilómetros que separan tu residencia del escenario más cercano que pisen. A la espera de poder dar este último, que no postrero, paso en nuestro redescubrimiento de una banda que ya se ha descubierto sobradamente preparada, contactamos con uno de sus componentes, el cantante y guitarrista Israel Gómez, y auguramos después de leer sus respuestas que a este segundo trabajo de Inra, los protagonistas de las siguientes líneas, aún le quedan bastantes escuchas en cualquiera de los formatos apuntados. Y a cual más placentera.

    Alquimia Sonora: Editais el álbum a través del últimamente tan socorrido crowdfunding en el que ha trabajado vuestro sello Nueva Monarquía. Parece que a vosotros también os ha dado resultado.

    Israel Gómez: Nos ha permitido editar nuestro segundo trabajo con los medios que necesitábamos para hacerlo con ciertas garantías de calidad. Además, el proyecto ha hecho posible involucrar a todas las personas que siguen a la banda desde el principio, hacerles partícipes del proyecto incluso antes de ser definido. La respuesta ha sido realmente buena y se llegó al objetivo incluso antes del plazo inicial marcado, lo que nos alegra enormemente.

    AS: Encontrar un grupo de vuestras características no es habitual, sobre todo en la escena madrileña. Ese gusto por el folk y los ambientes íntimos os describen como una banda meticulosa, y supongo que cuidáis muchísimo la estructura de los temas.

    IG: Digamos que nos cuesta bastante cerrar las canciones, solemos darle muchas vueltas antes de decidir grabarla. Incluso aun estando ya cerradas, siempre acabamos tocando algo en el estudio, aunque en realidad es normal. La visión del productor te da puntos de vista que no habías tenido en cuenta, y eso enriquece mucho los temas. Tenemos la suerte de estar en una ciudad y un país con un gran movimiento artístico musical, hay bandas realmente buenas con muchas cosas que ofrecer, muchas propuestas musicales. Nosotros tratamos de hacernos un hueco, de momento en nuestra ciudad, que no es fácil por lo que acabo de comentar, y tratamos de trabajar mucho para mejorar en la composición, ejecución y sonido. Es lo que nos corresponde como músicos.

    AS: Aunque no lo parezca, vais cobrando cierto prestigio, y no solo en el circuito de la capital. El trabajo, a veces, tiene su recompensa.

    IG: La verdad es que no somos conscientes de ello. Es algo que me gusta escuchar ya que, como dices, echamos muchas horas de local y nos gusta hacer bien las cosas o, por lo menos, quedar satisfecho de lo que depende de ti. Es cierto que a veces  obtienes recompensa y otras no. No dejo de escuchar bandas increíbles a las que les cuesta mucho hacerse un hueco. Algo que nos está costando mucho es salir de Madrid para presentar el disco. Son tiempos muy complicados para todos, pero todo se andará.

    AS: Entre ‘Don Señor’, vuestro primer álbum, y este ‘No me digas no, dime cuánto’ han pasado dos años. ¿Habéis conseguido llegar al punto que queríais, a cambiar justo lo que queríais cambiar para que Inra consiga un sonido propio?

    IG: Hemos conseguido afianzarnos como banda y trabajar de forma continua con una especie de “plan de trabajo”. Algo de lo que estamos muy contentos es con el sonido del nuevo trabajo. Creo que ha habido una evolución en el sonido de la banda y creo que se debe en cierta manera a la estabilidad que hemos conseguido como músicos y compañeros de fatigas. El roce puede destruir y puede unir. A nosotros nos ha unido y ha hecho que nos acoplemos los unos con los otros a la hora de trabajar.

    AS: Después de los cambios en la formación ya parecéis consolidados como cuarteto, ¿no?

    IG: Desde luego. Creo que ha sido uno de los puntos de inflexión en Inra, la consolidación como banda nos ha hecho crecer musicalmente.

    AS: Este no es un disco –creo que ninguno de los vuestros lo son- que entre a la primera escucha, sino que necesita una escucha reposada que preste atención a los detalles. ¿Eso es un handicap o una virtud de cara al oyente?

    IG: Creo que depende del oyente. Para unos será hándicap y para otros una virtud. No todas las personas tienen los mismos gustos musicales, emplean el mismo tiempo para escuchar música ni tienen la misma “paciencia” cuando se sientan a escuchar un disco. Creo que ‘Don Señor puede que sea algo más áspero de escuchar que ‘No me digas no, dime cuánto’. Creo que en este último trabajo hay temas más directos que en el anterior, aunque es cierto que hacemos música que requiere de varias escuchas. Es algo que nos han comentado varias personas ya, por lo que entiendo que algo de verdad hay en esa afirmación. Supongo que tiene mucho que ver también con las influencias musicales.

    AS: También muchos se pueden sentir identificados con vuestras letras. Son historias sencillas, cotidianas y llenas de situaciones que a todos nos han podido o nos pueden suceder.

    IG: Si, son situaciones cotidianas, casi todas autobiográficas que reflejan momentos concretos, situaciones reales, de cualquier cosa. Supongo que la mayoría de las historias son lo suficientemente comunes como para que cualquiera pudiera sentirse identificado. No me considero alguien especial en ese sentido, me ocurre lo mismo que a todo el mundo.

    AS: Es el secreto para que una canción funcione, que sea sincera ante todo. ¿O no existe esa fórmula mágica?

    IG: No creo en las fórmulas mágicas y sí en el trabajo constante, diario. También es cierto que existen pelotazos concretos de artistas que con un tema llegan a todo el mundo. Sinceramente, no tengo ni idea de cómo se hace eso, y supongo que no se suele buscar. ¿Los del Río hicieron ‘La Macarena’ pensando en lo que iba a pasar? Un misterio. Siempre digo lo mismo, al no ser virtuosos ni tener una flor en lo que viene siendo la parte de atrás, necesitamos el trabajo como piedra angular para hacer buenos temas y sonar bien en directo. El resto… que pase lo que tenga que pasar.

    AS: Hay bandas super prolíficas, otras que espacian mucho más sus entregas, incluso algunas que cambian de formación varias veces hasta grabar un disco más o menos sólido. ¿En qué punto creativo está Inra?

    IG: Procuramos no parar nunca de hacer cosas. Ahora mismo estamos poniendo todo el esfuerzo en promocionar ‘No me digas no, dime cuánto’, ya que salió hace menos de dos meses. Estamos poniendo foco en presentar el disco en otras ciudades que no sean la nuestra, aunque es complicado según están las cosas. En este sentido, como tampoco podemos hacer muchos bolos en Madrid por la salud de nuestros seguidores, aprovechamos el tiempo limando el directo en el local y, sí, también a componer nuevos temas. Esto va de no parar nunca y seguir haciendo cosas. Todo suma.

    AS: Hablábamos antes de la conexión con el público, que muchas veces parece algo aleatorio y no siempre premia a quien más lo merece. ¿Es en directo donde se puede encontrar el plus necesario para ello?

    IG: Desde luego que con el directo tienes un contacto directo con el público, puedes ver las reacciones antes los temas, ante la intensidad del directo y, sobre todo, en nuestro caso, puedes compartir tu trabajo con las personas que han hecho posible que estés ahí arriba. Creo que es fundamental el contacto directo con el público. Los directos son complicados porque tienes que estar muy pendiente de muchas cosas. De interpretar, sentir, ejecutar y trasmitir al público… es realmente complejo, aunque normalmente te olvidas de todo y es la magia del directo la que se encarga de todo.

    AS: Nos consta que cuando tocáis, lo hacéis bastante bien, y esperamos ser testigos de ello muy pronto. ¿Cómo está la contratación para lo que queda de año?

    IG: Muchas gracias. De momento el 15 de junio estaremos en El Fotomatón (Madrid) presentando el vinilo, que por fin lo tenemos ya en nuestras manos y queremos hacer algo especial para celebrarlo. Probablemente tras el verano tengamos más fechas en otras ciudades. Nos gustaría poder presentar en Donosti, Valencia y Barcelona, aunque tenemos que concretar las fechas.

    AS: Una última y complicada pregunta: ¿dónde y cómo os veis dentro de una década? Artísticamente hablando, claro.

    IG: (Risas) ¿Quién lo sabe? Solo puedo decir que lo que sí tengo claro es que seguiré haciendo música y grabando discos, es algo que va conmigo y no podría dejar de hacer. Ojalá tengamos una charla dentro de diez años recordando esta conversación. Muchas gracias por todo, ha sido un verdadero placer. 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves