• Breves

    sábado, marzo 07, 2015

    Lorena Álvarez y su Banda Municipal en Polaroid Club (Granada) 06/03/2015


    Que los “neofolk” se están poniendo de moda de unos años a esta parte es indudable. De hecho, ahora, lo más mainstream y hipster ya sabéis que son las Bodegas Castañeda y ser fans incondicionales de Los Hermanos Cubero o Lorena Álvarez. Así son estas cosas, cantes de ida y vuelta y modas de ida y vuelta. Pero además, en el caso de ambos, acumular seguidores es algo más que merecido viendo el trabajo que están realizando en el campo de las músicas tradicionales y populares.

    Y es que, sin dudas, ver a Lorena Álvarez, mola. No sólo porque llega con un original repertorio con el que explota esa parte más hogareña que nos transporta a las fiestas de los pueblos, a los carnavales y las celebraciones más arraigadas sino porque lo hace modernizando, dando una vuelta de tuerca a esos sonidos que nos llevan a la niñez y al regazo de las abuelas pero nos sacude con letras actuales que nos descolocan.

    Lorena Álvarez sabe aprovechar el género a la perfección, con músicas sencillas, pegadizas, “coplillas” cantables y bailables con las que introduce nuevas costumbres como si hubiesen estado ahí toda la vida. Así es su “Anónimo”, un disco que ha cosechado muy buenas críticas y que en directo además tiene el plus de poder escuchar los chascarrillos de esta asturiana que está sorprendiendo en salas y festivales.

    A Granada llegó con ganas de pasar un buen rato y lo dejó claro desde el principio tras anunciar, después del segundo tema, que el concierto había terminado porque hoy en día, en la era de las tecnologías, todo iba muy rápido y ya nadie prestaba atención a nada pero, eso sí, si le pedían más iba a cantarlas. Y así, fue, un completo repaso a su disco y otros temas que no están en el mismo.

    Con mucha simpatía y acompañada de una “Banda Municipal” que le sigue el rollo hasta donde puede y que lo mismo tocan el bombo, la pandereta y las maracas (ojo, todo a la vez) que el tambor y el laúd (mientras le hacen coros ), que la acompañan en sus chistes con un gran sentido del humor.

    No faltaron, por supuesto, las que supongo que fueron las dos canciones más esperadas de la noche “Cuesta abajo” y “La boda”, quizás porque en esta era de las comunicaciones, que tu tema salga versionado en Radio3 nada menos que por León Benavente es un impulso que nunca viene mal cuando se trata de hacer llegar al público otro tipo de músicas (no quiero ni pensar qué pasaría si Izal versionaran a los Hermanos Cubero, por ejemplo).


    Si además tienes el gracejo de conseguir que el público baile pasodobles a pie de pista, que alguno se suba a tocar la pandereta con el grupo e improvisar (a petición del respetable) “Por la raja de tu falda” o sorprender con “Me voy a escapar contigo” de Manolo Escobar el show está servido.

    Porque el arte tiene estas cosas, cuando llega alguien con la capacidad de hacer lo que quiere porque realmente quiere, salen propuestas así de frescas y originales y si, con tres acordes, Lorena Álvarez puede poner la sala patas arriba habrá que seguir de cerca a esta chica porque una vez que se pilla carrerilla, con tres acordes, se pueden hacer muchas cosas. 

    Crónica: María Villa
    Fotos: PerseFone (Más fotos en: PERSEFONE

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves