• Breves

    jueves, mayo 21, 2015

    Lydia Loveless – Sala Rocksound. Barcelona, 19/05/2015


    Lydia Loveless – Sala Rocksound. Barcelona, 19/05/2015. 

    En Barcelona todavía no habíamos podido ver en directo a Lydia Loveless, ya que la fecha anterior se canceló, y la verdad es que había ganas. Sus dos primeros discos ya apuntaban que la cantautora tiene una forma muy especial de tratar el folk y el country y el último, Somewhere Else, es un trabajo en el que no sólo confirma esa voz única, sino que va un poco más allá, facturando un disco de folk-rock excelente. Con semejantes antecedentes y el respaldo de medios con gran repercusión, una esperaba que el concierto habría despertado un poco más de movilización entre los aficionados barceloneses. Quien sabe… quizás fue la lluvia… 

    Los temas de Somewhere Else fueron los protagonistas de toda la primera parte del set, empezando por la preciosa Head y continuando con la cara B Come Over, Chris Isaak – una de mis favoritas- , Hurts so Bad y To Love Somebody. Wine Lips, otro de los grandes momentos de la noche, Somewhere Else o Verlaine Shot Rimbaud fueron algunas más de las canciones nuevas que fueron cayendo mezcladas con temas anteriores como Learn to Say No de su trabajo Indestructible Machine

    Nothing to do with folk”, nada que ver con el folk, esa es la frase que Lydia Loveless tiene en su biografía de Twitter y, tras ver su actuación del pasado martes, no podría estar más de acuerdo. Tirando de tópicos, si algo no es Lydia Loveless es la típica cantautora folk de aspecto dulce y voz aniñada. Si en los discos, sus textos y su voz ya tienen algo de visceral, en directo la Loveless es rotunda, directa y explícita, bastante explícita. Sus temas country o folk están ahí, pero su actitud, física y desafiante, tiene mucho más que ver con las divas del rrriot noventero. Lydia Loveless en directo es rock. 

    La banda, correcta, siempre se mantiene en segundo plano y, aunque es cierto, que con ella sobre el escenario los temas ganan en dinamismo, el segmento de set en el que Lydia estaba sola con su guitarra, demostró que tampoco es que lo necesite demasiado, ya que lo que pierde en ese sentido lo gana en intensidad emocional. Una intensidad emocional que, además, fue creciendo conforme avanzaba el concierto y que desembocó en una Loveless desbocada dándolo todo en el suelo del escenario de Rocksound. 

    En definitiva, un muy buen primer show el que dio la Loveless en Barcelona y del que son testigo las fotos que podéis ver a continuación:











    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves