• Breves

    martes, junio 09, 2015

    Entrevista a Toni Turi: "Ahora los que triunfan son menos y suelen ser aquellos que proponen algo distinto"

    A estas alturas ya no sabemos muy bien qué es eso de canción melódica, ni discernimos con demasiada claridad aquel viejo concepto de cantautor independiente. Así, ni mucho menos íbamos a preocuparnos por rescatar términos aparentemente anacrónicos como “sonido San Remo” o molestarnos en escuchar algunos temas que contenían sorprendentes y arrebatadores arreglos cuando se presentaban en el mítico festival del golfo de Génova. Hasta que aparecen voces como la del hombre que aquí contesta a nuestras preguntas. Buscas tus viejas grabaciones en VHS (¡demonios, ¿por qué me desharía del cascado reproductor que engullía cintas sin parar?), rascas un poco en la carcoma que roe indecentemente las ruinas del concurso y extraes algunas enseñanzas útiles. De no ser por personajes como Toni Turi y su empeño en devolvernos la ilusión por este tipo de canción italianizante, la música sería muchísimo más aburrida. Y además acaba de actuar en Madrid, en la sala Clamores, presentando credenciales por primera vez ante el público español.

    Es cierto que en su música hay muchas influencias mediterráneas, sobre todo de la canción italiana melódica tradicional, pero no lo es menos que la forma de componer es muy moderna. ¿Es una actualización del famoso “sonido San Remo”?

    Sí, las melodías recuerdan la música que se producía durante los varios festivales de San Remo de los años 80. Temas que se inspiran en el famoso sonido San Remo que he venerado durante aquel periodo y que poco a poco ha ido desapareciendo del repertorio de la música italiana. Para este tipo de música todavía hay un público, como he podido averiguar con mis ojos durante mi instancia en Rusi, durante varios años. Allí siguen escuchando aquellas canciones de los años ochenta ante la falta de creatividad del pop actual.

    ¿Qué hay en ‘Balkadisha’ que no haya en cualquiera de sus anteriores discos?

    Una extrema atención a detalles, arreglos orquestales muy elaborados- Música, coros  y textos para llegar al corazón de las personas. Luego, cada tema es tan distinto a otro que el disco es un poco intrigante para quien lo escuche. Melodías muy pegadizas de todas las canciones, algo no habitual en un disco completo.

    El componente étnico, porque este es un disco más bien orientado a la world music, ayudará para abrir mercados.

    El disco efectivamente se dirige a un público internacional. La cosa sorprendente es que se están abriendo mercados nuevos como en Gambia, África, donde el CD es número uno desde el pasado mes de abril y poco a poco se está contagiando a los países limítrofes. América del Sur se está revelando también como un mercado extremadamente interesante, como Rusia, que ama ese tipo de música.

    Es un cantante prácticamente desconocido en España, y de hecho se acaba de presentar por primera vez en la sala Clamores de Madrid. ¿No teme que ese desconocimiento sea un hándicap para que la gente se acerque a los conciertos?

    Después de mi triunfo en San Remo D.O.C. me he dado cuenta que el disco cala poco a poco, pasito a pasito, sorprendiendo a quien lo escucha, por unos temas delicados, dulces, amorosos, que se echan de menos en la música actual. Aunque soy un desconocido, pienso que en la música, como en el resto de los trabajos, la coherencia e ir poco a poco contribuyen a conseguir buenos resultados. El concierto en Madrid es una primera experiencia para un camino largo y no hay que tener miedo. En el primer concierto de los Sex Pistols no había ni treinta personas y luego no solo cambiaron la música, cambiaron la manera de entender la cultura de medio mundo.

    Hagamos un poco de historia para paliarlo. ¿Cómo y cuándo empieza a cantar Toni Turi?

    Empecé seriamente en el 2010 en Kazajistán cuando me subieron en un escenario para entretener gente que disfrutaba con la música italiana. A partir de esa experiencia me apunté a una academia de música donde fui desarrollando una serie de cualidades que no era consciente de que pudiera tener, sobre todo un tono de voz para transmitir emociones. A partir de ahí surgieron actuaciones. Cuando grabé el primer vídeo todo fue mucho más rápido, me acabé convirtiendo en un personaje público en Kazajistán.

    ¿El triunfo en países como Gambia o Kazajistán es consecuencia del trabajo realizado allí o simplemente cuestión de entendimiento artístico?

    En Kazajistán ha sido la consecuencia del trabajo continuo, como te comentaba antes. En Gambia, una coincidencia de factores. Escucharon la canción ‘Balkadisha’ en la red y se enamoraron del tema. Luego algunos de mis vídeos se convirtieron en virales. Cuando las emisoras empezaron a poner mi música la gente se encariñó de manera sorprendente y ‘Balkadisha’ ha pasado a ser una especie de leyenda musical en el país.

    No viene solo, lo acompañan músicos españoles ya curtidos en bandas de todo tipo.

    Sí, son grandes profesionales que han apreciado esta música tan distinta de las demás, y han querido participar en este proyecto “diferente”. Una buena alianza musical entre Italia y España.

    ¿Se considera un cantautor o al recuperar también canciones ajenas se ve más como un continuador de la tradición italiana?

    Principalmente soy cantautor, pero no tengo ningún problema en cantar esos grandes temas de la música italiana con arreglos actuales e innovadores.

    Puede parecer extraño pero aunque a priori la conexión sea mínima, ¿ve algún vínculo entre gente como Eros Ramazzotti y autores consolidados como Ernesto de Curtis?

    Son dos artistas de dos épocas totalmente distintas que llevan algo en común: el producir canciones que forman parte de la historia de la música italiana.

    En el proceso de continuación y modernización de este sonido, ¿qué papel juega la poesía y la literatura? 

    La poesía juega un papel determinante en este proceso. Soy poeta, y como comunicador le doy una gran importancia a cada uno de los textos de mis canciones, intentando transmitirlos con la máxima dulzura al público. Una canción debe entrar en el alma de quien la escucha y solo con letras evocan poesía, belleza, amor… Se puede conseguir.

    Seguir las coordenadas de un género tan arraigado e intentar no perder nunca la esencia, aun incorporando cosas nuevas, debe ser complicado en unos tiempos duros para la música en general.

    Con la llegada de internet, la música se ha digitalizado, convirtiéndose en algo al alcance de todos con un click en cualquier ordenador. Eso ha cambiado radicalmente la manera de hacer música, focalizando la atención en el directo. De esta manera los que verdaderamente triunfan son menos y suelen ser aquellos que proponen algo distinto y especial, no dependiendo tanto de los grandes presupuestos que antes invertían las industrias del entretenimiento.

    ¿Implica mucha responsabilidad que a uno lo consideren “Il padrino”?

    Sí, porque soy uno de los pocos artistas que están intentando preservar la cultura musical italiana en el mundo con una propuesta diferente, como 'Balkadisha', y con una perspectiva futura que incluye no solo mis canciones, también actuaciones con orquestas y coros de para vida a un repertorio desconocido fuera de Italia. Estoy acostumbrado a las grandes responsabilidades. Tengo confianza e ilusión para llevar a buen puerto esta apuesta, como ha ocurrido siempre en vida profesional, ajena a la música.

    Bienvenido a España y muchísima suerte en este y cualquier proyecto venidero. ¿Algún deseo en particular para el público español?

    Deseo que vuelvan a disfrutar de nuestras melodías como lo hacían durante el festival de San Remo, cuando era retransmitido aquí por televisión durante los años setenta.



    Más info:
    https://www.facebook.com/toni.turi2
    https://twitter.com/toni_turi

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves