• Breves

    lunes, febrero 05, 2018

    Cuello – “Regalo doble” (BCore, 2018)

    Un cuarto trabajo trabajado en la factoría de Paco Loco. El punk, el rock y la ironía de Cuello. 

    Nos acostumbran mal. Cuello nos tenía muy mal acostumbrados. Desde que editaran en 2013 “Mi brazo que te sobre” (B Core), hemos tenido de forma rigurosa un trabajo nuevo por año. Un año después llegaría “Modo eterno” (B Core) y en 2015 “Trae tu cara”. 2018 y comenzamos el año con el estreno de “Regalo doble”. Perdonamos esa espera y nos sumergimos de pleno en los frenéticos 10 cortes que conforman el LP. Un disco producido en los estudios de Paco Loco, el productor de moda con el que parece que todos quieren trabajar. ¿Qué llevó a Cuello a proponerse el reto de trabajar desde el Puerto de Santa María con un productor que prácticamente vira hacia el pop?. “Regalo Doble” está ya a la venta en formato físico y disponible en plataformas digitales.

    Pero más allá de esa pregunta, y tras escuchar “Regalo doble”, queda claro que Cuello no han sucumbido a los brillos del pop, ni a las fórmulas preestablecidas. Salen indemnes y con un sonido mucho más reforzado, si cabe. Salen más Cuello que nunca. Y para ello abren fuego con la enérgica “El solitario dueño de mi emoción”, un compendio de todos aquellos golpes directos con los que la banda sorprende siempre a sus seguidores. Tan directos como esos imperativos que tanto nos acompañan en las composiciones de Cuello (“…Lánzate, suéltate…”) y autodefiéndose: “…Solo yo sé quién soy…”.

    No renuncian a ninguna de sus señas. El legado que cada uno de los componentes de Cuello aportó a la banda desde que un buen día el señor José Guerrero (guitarra, voz) decidió lanzar al aire este proyecto sigue en pie. La potencia básicamente hardcore y punk de Óscar Mezquida a la batería, la base rítmica potenciada por Nick Perry al bajo y las melodías que cobran vida en cada riff de la guitarra bastarda de blues de Ubaldo Fambuena. Ese ascenso final en “Saltando el muro de silencio” dando paso al inicio de “La psicopatía del pulmón”, un tema por capas en el que encontramos cambios de ritmo, una base sólida a ritmo de metrónomo, una locura en cada uno de los instrumentos si conseguimos aislarlos por separado en cada escucha. Y si todavía queda algún insensato que crea que el punk-rock que podemos encontrar a simple vista en los trabajos de Cuello es tan básico como esta etiqueta, está equivocado.

    El single con el que nos avanzaban el nuevo LP, “Juego dominante” tiene muchas de las señas de identidad de José Guerrero, tanto en la composición como en su propio lirismo. Coros en un segundo plano al más puro estilo pop y ese destello lumínico que nos llega entre sus líneas. Punto y seguido será “El cuidador”, con un tempo a menos revoluciones y con el ritmo sincopado tan característico de la banda. Las huellas del trabajo de José Guerrero jugando a “respetar” los preceptos del rock (“Da igual si existe”) pero siempre desde su punto de vista, tan lejos de todo lo que podríamos esperar. Y en esa sorpresa constante es donde viaja Cuello.

    "La frase” y “Acumulación de triunfos” forman parte también del puñado de canciones más aceleradas y que comparten lecho con el punk bajo los mismos parámetros: nada de estructuras manidas y romper con lo que podemos esperar escuchar en cada corte. El “contrapunto” de “Regalo doble” llega con “Da igual si existe”, “Su calma sin sangre” y “Días de carrusel”, solamente porque se desarrollan en unos tempos más lentos y menos atronadores. En “Su calma sin sangre”, además de compartir espacio con la distorsión, volvemos a comprobar cómo la banda puede superponer capas a su antojo casi de manera infinita. Y en esa variedad de elementos es donde vemos el toque de Paco Loco. La riqueza con la que suena la percusión o el discurso prácticamente propio de Nick Perry en las 4 cuerdas. Un corte con esas punzadas eléctricas de Ubaldo tan ochenteras y que parece que se vaya arrastrando en cada compás. El último de los regalos dobles de este trabajo es “Días de carrusel”, con una contundente base rítmica que apesta a noventas. Apestar en el buen sentido. En el de no poder dejar de tararear ese base mentalmente de forma insistente, como en el propio tema. El tema que se convierte en una fiesta trasnochada en la que todos los presentes acabarán cantando un irónico mantra, “…mi carrusel interno…”. Como si algo tuviera sentido realmente, como si el sentido fuera solo en una dirección. Con Cuello estos conceptos saltan por los aires.

    Ya en su momento nos echamos las manos a la cabeza dudando (bastante) de que el paso de Cuello por los estudios de Paco Loco quizás sería más negativo que positivo. No podríamos estar más equivocados. Cuello no pierden en idiosincrasia y absorben todo ese sonido salido de la factoría del Puerto de Santa María, sin estridencias y muy apegado al estilo de los valencianos. Nos quedamos repitiendo en bucle ese “…dicen que esto es lo mejor… y yo no digo que no…” de “Juego dominante”.

       
    Cuello: “Juego dominante” (B Core, 2018)

    Playlist “Regalo doble” (B Core, 2018) 
    01. El solitario dueño de mi emoción 
    02. Saltando el muro de silencio 
    03. La psicopatía del pulmón 
    04. Juego dominante
    05. El cuidador 
    06. La frase 
    07. Da igual si existe 
    08. Acumulación de triunfos 
    09. Su calma sin sangre
    10. Días de carrusel 

    Póximos conciertos Cuello: 
    14 Marzo – León
    15 Marzo – Ourense (El Pueblo)
    16 Marzo – Santiago de Compostela (Bar Emora)
    17 Marzo – Pontevedra (Liceo Mutante)
    10 Mayo – Madrid (Sound Isidro)
    27 Abril – Valencia (16 Toneladas)

    Más info: 
    http://cuello.bandcamp.com/ 
    https://www.facebook.com/Cuello-125674510885496/ 
    http://www.bcoredisc.com/

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    ¡Comparte tu opinión!

    Esperamos tu comentario

    Agenda

    Reviews

    Breves